Las mujeres alfa son criaturas extraordinarias y muy interesantes. Son personas duras en la superficie, fuertes como roca para sobrellevar cualquier circunstancia y salir, en lo posible, victoriosa, pero también son muy sensibles por dentro.

No son suficientes los adjetivos para describir la tenacidad de una mujer alfa porque es que ella es una mujer con mucha energía y con mucho que brindar al mundo. Sí, ella es feroz, es confiada, no tiene ningún problema en defenderse ella sola de todo y de todos, ella defiende a capa y espada sus creencias y opiniones y no permite que pasen por encima de su persona.

La mayoría de mujeres alfa ha tenido que madurar a una edad temprana; la vida les lanzó varias bolas curvas que tuvieron que aprender a esquivar y pelear. Ellas saben exactamente lo que quieren y cómo les gusta que sean las cosas. Las chicas alfa tienen mentes y opiniones muy fuertes, en especial cuando se trata de aspectos de la vida.

Estas son 10 cosas que toda mujer Alfa jamás podría tolerar:

El irrespeto

Para empezar, una mujer alfa tiene mucho respeto por sí misma, así que ella está muy segura de su valor y nunca se va a conformar con un trato inferior a lo que tanto vale porque es que ella sabe todo lo que merece. Así que, si la humillas o le faltas el respeto de alguna manera, ella se irá.

Excusas sin sentido

Las personas alfas respetan a las personas capaces de reconocer sus faltas, así que ella puede disculpar y seguir adelante, y hasta intentará comprender los errores de otros o el por qué hiciste lo que hiciste. Pero si intentas ponerle excusas tontas creyendo que te será útil para engañarla, estás muy equivocado. Una mujer alfa siempre está un paso más adelante.

Que la quieran controlar

La independencia es un rasgo característico de las mujeres alfa. Así que no, ellas no permitirán jamás que las quieran controlar. Si siente que la relación está pasando a ser co-dependiente, hará lo que sea para liberarse. Ella necesita libertad para ser quien realmente es.

La falta de fiabilidad

Para ella es esencial que seas fiel a tu palabra. Ella detesta a las personas que no cumplen sus acuerdos y sus sentencias. Una mujer alfa necesita una pareja que sea confiable. Si no puedes cumplir tus promesas, no esperes que ella se quede a tu lado.

La infidelidad

Está hasta demás mencionarlo pero es así de simple. Si la engañas te dejará inmediatamente. Nunca tendrás una razón justificable para ser infiel; si lo que quieres es explorar con otras personas porque no estás seguro, entonces sé sincero, ella tratará de entender tu posición y darte una respuesta con la que puedan decidir cómo proceder.

Las mentiras

La honestidad es vital para una mujer alfa, no importa qué tan dolorosa sea; lo mejor es ser sincero porque ella también es honesta con todos. Sé directo y no intentes cubrir el tema con glaseado. Para ella, en una relación todo debe ser transparente.

No recibir apoyo de vuelta

Ella está clara sobre el significado de una relación, ella sabe y quiere apoyar a su pareja pero también exige recibir apoyo cuando lo necesite. No necesita que un hombre le diga cómo debe hacer las cosas, no, no, no; ella quiere a un hombre que la apoye en todos sus proyectos, metas y decisiones, alguien que la aliente a ir más lejos en la vida.

La manipulación

Una mujer alfa detecta a una milla de distancia los síntomas de la manipulación. No lo intentes siquiera. Si haces el esfuerzo de engañarla a fuerza de manipulación emocional, créeme que te va a destruir, querrás desaparecer.

Una actitud de “yo soy mejor que todos”

Si eres alguien que se cree mejor que una persona sin hogar o que un conserje, puedes ir buscando la puerta para irte. Las mujeres alfa jamás van a tolerar ese tipo de comportamiento porque ella sabe y comprende que todos los seres humanos son iguales y deben ser tratados con respeto.

El abuso emocional

Las mujeres alfas son fuertes e inteligentes. Si de pronto se ve inmersa en una situación en la que sus emociones no están teniendo el respeto que merecen y quieren utilizarlas para manipularla, ella confrontará de inmediato a quien sea. Ella no se queda callada cuando se trata de su propio bienestar.