Tu hermana mayor, aunque no sea alguien que siempre esté de acuerdo contigo, sigue siendo tu mejor y más vieja amiga. Quien mejor te critica porque no se retiene en decir la verdad y tu protectora más feroz, aun cuando no te das cuenta. Ella puede volverte loca y hasta hacerte llorar pero también es la persona que amarás y te amará incondicionalmente sin importar lo que pase. Después de todo, es tu hermana mayor.

Estas son las 10 razones por la que tu hermana mayor es la persona más importante de tu vida:

(1) Es tu mejor amiga y la más leal de todas

Ella ha estado, literalmente, desde el día uno contigo. Ha presenciado todos los acontecimientos importantes de tu vida, los buenos y los malos. Desde los primeros paso al ser bebé, los primeros granos en la cara, el primer rompimiento y básicamente, todas las fases de tu vida. Además, una hermana mayor sabe cómo lidiar con las malas actitudes y es excelente para dar consejos.

(2) Comparten su ropa

¿No te has dado cuenta que toda la ropa que ella compra como que te queda mejor a ti? Tener una hermana mayor es tener un closet mucho más grande con muchas más opciones. Seguro desde que ambas se desarrollaron todo de cada una les empezó a quedar perfecto a ambas, así que no digas que nunca tomaste prestada una camisa o una falda del clóset de tu hermana.

(3) Ella sabe cómo lidiar bien con los padres

Cualquier problema que haya con tus padres o algo que debas enfrentar con ellos, tu hermana es el colchón de aterrizaje para hacer que todo sea más liviano. Ella usa su experiencia con ellos para resolver cualquier situación y ayudarte a facilitar las cosas.

(4) Con tu hermana todo vale

No hay límites cuando se trata de interactuar con tu hermana mayor. Puedes andar en ropa interior todo el día y no tienes que tratar de actuar y verte lo mejor posible. Invades su privacidad de forma descarada y no hay problema con ello porque ella también lo hace en ocasiones, tú no te sientes mal porque es tu hermana mayor. Y lo mejor de todo son las conversaciones abiertas sobre la vida y los misterios del amor.

(5) Ella es la persona ideal con la que aprenden mutuamente sobre películas, música y moda

Tu aspecto está en gran medida influenciado por tu hermana mayor. Con ella vas descubriendo la música más genial que existe y que posiblemente ambas disfrutan, las películas más entretenidas y por supuesto su adaptación a las tendencias de moda. Cuando quieres hacerte un nuevo corte de cabello, ella siempre estará para aconsejarte o decirte honestamente si es lo mejor o lo peor para ti.

(6) Ella no endulza la verdad

Los amigos tienden a ocultar ciertas cosas de ti solo para que te sientas mejor, no es que sea del todo malo, pero la honestidad siempre te ayudará a mejorar en cualquier aspecto. A los hermanos mayores no les preocupa ni un poco decirte la verdad en tu cara sin anestesia. Todos necesitamos que alguien nos haga salir de la burbuja en la que podríamos estar y una hermana mayor te hará volver a la realidad.

(7) Siempre eres bienvenida

Tu hermana, sin importar qué, siempre encuentra tiempo para ti cuando necesitas alejarte de todo y de todos y quieras un hombro para llorar. Es una puerta que siempre está abierta para ti pase lo que pase.

(8) Ella sabe todo lo que vales

Cuando tienes dudas de tu capacidad para hacer algo, tu hermana mayor es la amalgama que cura todo, te tranquiliza y te da la fortaleza para seguir esforzándote en tus cosas y lograr tus metas. Ambas están cortadas por la misma tijera, así que ella sabe cuáles son tus fortalezas y lo que eres capaz de hacer. ¡Ella es tu mayor fan!

(9) Es tu terapeuta gratuita

La hermana mayor parece que siempre sabe qué decir para hacerte sentir mejor. Es como si tuviera un poder mágico sobre ti, te hace ver que al final todo va a estar bien. Antes de caer en depresión, en tristeza o en la profunda decepción, mejor habla con tu hermana mayor. Es la terapeuta que no puedes pagar.

(10) Ella siempre está ahí para ti

Aun cuando hagas algo que pueda arruinar las cosas entre tú y tu hermana, nunca conseguirás que te abandone. Sin importar que hayas hecho algo malo, que te hayas equivocado con alguien más o que hayas hecho algo de lo que te arrepientes, ella igual va a apoyarte. ¡Para eso están las hermanas mayores!

Son las mejores y tener una es un regalo divino. Así que, si tienes una hermana mayor, asegúrate de hacerle saber cuánto la aprecias.