No, nadie es perfecto en este mundo, todos tenemos defectos, debilidades y malos momentos. Pero no es eso lo que va influir en si somos o no una buena pareja, sino nuestra determinación a que la relación sea exitosa, el compromiso y el trabajo duro. Cuando nos enamoramos creemos haber encontrado a la pareja ideal, la que nos comprende, la que tiene todo lo bueno, hermoso y auténtico que una persona puede tener.

Sin embargo, puede que con el tiempo, empecemos a dudar de que en realidad lo fuera. Para que tengas una idea de si tienes o no a tu lado a la pareja perfecta, estas son 10 señales de que sí la has encontrado:

No le teme a las dificultades y afronta siempre cualquier problema

La pareja perfecta no solo te dice que todo va a estar bien, te lo demuestra con acciones decisivas. Y si no funciona, lo sigue intentado hasta que todo esté bien. Esa persona te ama y no le importa esforzarse más de lo necesario para hacer desaparecer las situaciones difíciles.

¡Sabe cocinar!

No habrá cosa más agradable que compartir la cocina. Tu pareja perfecta debe saber cocinar y no esperar que seas tú quien siempre haga todas las comidas. Compartir la labor en la cocina es realmente fascinante, ambos se sorprenden en días especiales, y en días no tan especiales.

Siempre te muestra apoyo, aun si has cometido errores graves

Es de humanos cometer errores, y es de humanos ser conscientes de ellos. Por lo tanto, la pareja perfecta permanece a tu layo aunque hayas cometido una equivocación. En vez de echarse culpas, discuten sobre lo sucedido para poder entenderse.

Pone mucho cuidado a los detalles

No es que tu pareja deba saber hasta el mínimo detalle de ti, tu vida y tu familia, tampoco que sea capaz de recordar lo que llevabas puesto el día que se conocieron. A ver, somos humanos, pero sí es importante recordar las cosas más esenciales para ti. Cosas como cuánto te gusta de azúcar en el café, tu canción favorita, tu sabor de helado favorito, y esos detalles que hacen la vida.

No solo es inteligente, muestra un poco de sabiduría

Es útil tener a tu lado a alguien que sabe de muchas cosas que tú no, que se desenvuelve en áreas en las que tu no porque eso los convierte en una pareja poderosa. Si juntan ambos su inteligencia y habilidades, básicamente son capaces de resolver muchas cosas por sí solos. Además, es más esencial una persona que sabe cómo resolver problemas cotidianos y darte buenos consejos.

Sabe cómo animarte y empujarte a ser mejor

Si te sientes mal, la pareja perfecta sabe qué hacer para que te sientas mejor. Sabe qué teclas tocar para motivarte, para hacerte levantar y seguir adelante con lo que deseas. Una pareja perfecta sabe lo importante que es la realización individual, así que siempre está pendiente de ti.

Sabe llegar a acuerdos

La pareja perfecta tiene muy buena comunicación, no solo contigo, es de las personas que saben arreglarse bien con un oficial de policía, con el plomero, y cualquier trabajador. Hasta sabe cómo llevársela bien con los vecinos más desagradables.

No se le olvidan tus problemas al salir de casa

Para alguien a quien le importas mucho le inquieta cualquier problema que tengas. Sale al trabajo y sigue pensando en qué hacer para ayudarte porque le preocupas. Lo que te sucede a ti es parte de sus prioridades, así que nunca ignora tus asuntos.

Le importa mucho tu opinión

Una relación de pareja se basa en la comunicación y el respeto mutuo. Así que la pareja perfecta es un amigo y un consejero también. Toma en cuenta todo lo que tienes que decir sobre cualquier cosa dentro de la relación y fuera de ella.

Se comparten las tareas domésticas

Una pareja que se ama, se comprende y respeta, sabe que todas las cosas que hagan deben ser compartidas. Ninguno es menos o más que el otro e incluso las tareas del hogar se dividen. Tu pareja perfecta sabe que también te cansas del trabajo y cuando ambos están juntos en casa se distribuyen las tareas del hogar.

Por supuesto, tú puedes tener tu propia idea de una pareja perfecta. ¿Qué más crees que debe cumplir?