La ansiedad es un trastorno mental que puede afectar a cualquier persona bajo circunstancias estresantes, enfermedades crónicas o familiares o seres queridos tóxicos. A cualquiera puede pasarle y no, no se trata de un simple estado de ánimo. La ansiedad es una condición que puede desencadenar muchos trastornos tanto físicos como mentales.

La ansiedad se asocia mucho con ciertos aspectos personales como un coeficiente intelectual alto, un alma sensible o una mente creativa. Las personas ansiosas tienden a tener fuertes impulsos hacia el logro y se preocupan demasiado por las opiniones de los demás. No es raro que termines enamorándote de esta persona especial que es muy emocional y trabaja duro por conseguir el éxito. Te contamos entonces algunas cosas que puedes esperar de alguien ansioso que también es tu ser querido.

16 cosas que puedes esperar de tu pareja con ansiedad:

Tienen límites firmes sobre sí mismos.

A menudo, las personas que padecen de ansiedad necesitan estar solos, aislarse de bullicio y la compañía para encontrarse a sí mismos. No lo veas como algo en tu contra, esa persona te ama, solo que necesita espacio personal para recuperarse del abundante estrés que rápidamente se acumula en su cabeza.

Te aprecia por los detalles pequeños que haces.

Se dan cuenta de todo lo que haces y se sienten muy agradecidos por los pequeños gestos que tienes con él o ella. Todo esfuerzo que hagas por mantener al tope la relación va a ser correspondido.

Forman un vínculo profundo contigo.

Una vez que te acepta en su vida como un ser especial que ama no te dejará salir de ella. Estas personas aprecian las verdaderas amistades y tienen el amor en un pedestal. Son agradecidos y te brindan todo el amor que mereces.

Tú serás el responsable de hacer planes.

A las personas con ansiedad no les importa si haces planes en los que estén incluidos; lo que puede alterarlos es que les toque planear y tener demasiadas opciones para elegir, esas personas no quieren más estrés en su vida.

Con una persona ansiosa es mejor que escuches a que des consejos.

Para una persona ansiosa es un tratamiento terapéutico el ser escuchado. Deja salir toda la presión que tiene hablando de lo que lo mantiene así. Si le quieres ayudar, más allá de darle un consejo solo escucha con atención lo que tiene que contar.

Intentan cientos de formas para manejar su ansiedad.

Lo prueba todo, lo que consigue investigando, lo que le recomiendan los demás, o cualquier otra cosa. Que si aceites esenciales, libros de colorear para adultos, acupuntura, en fin, lo que sea. La cuestión es que nunca sabrás si lo que hace funciona en verdad. Es vital apoyar a la persona en esos intentos.

Necesitan de tu confianza siempre.

Dile a esa persona que está a salvo a tu lado, que es amada, que todo estará bien porque tú vas a protegerla. Incluso si se siente bien pero no es capaz de ver un horizonte esperanzador a lo lejos, dile que tiene tu apoyo incondicional.

La razón tiene más poder que la ansiedad.

Aunque parece ilógico que esa persona con ansiedad se sienta desesperanzada, sin ansias de algo bueno, que está sumida en la oscuridad sin razón aparente, no puede faltarle tu apoyo incondicional. A veces solo estar presente puede hacer mucho, sin juzgar, solo estar presente y tratar de entender su ansiedad.

Aprende ejercicios de respiración para ayudarle.

En los momentos más difíciles, en los ataques de pánico u otros episodios de estrés, la dificultad para respirar es un síntoma muy común. Si conoces esos ejercicios puedes guiar a tu pareja en los tiempos difíciles para que se calme y baje la intensidad del ataque. Son realmente eficaces.

La comunicación siempre debe ser honesta.

Si ocultas algún tipo de información, una persona con ansiedad lo sabrá y se sentirá peor y peor. Su ansiedad aumenta y se pondrá a pensar exhaustivamente en las posibilidades poniendo en riesgo la misma relación.

Tienen patrones de sueño extraños.

La ansiedad genera a menudo insomnio u otros trastornos del sueño que le impiden a la persona un descanso correcto. Por lo tanto, debes acostumbrarte a que ambos tengan diferentes horarios de sueño.

Prepárate para ver muchas listas y horarios.

Algo que ayuda mucho a las personas con ansiedad es la preparación. Hacer listas de compras, listas de películas, listas de tareas del hogar, listas de ejercicios, planes para el fin de semana, planes de paseos, entre otras cosas. Además, debe apegarse tal cual a los planes sin saltar ningún paso.

Estabilidad en vez de drama.

Debes entender que una persona con ansiedad lo va superando poco a poco, necesita una pareja en quien pueda confiar, que le haga sentir seguridad a pesar del drama que pueda generar por culpa de la misma ansiedad.

Tienen problemas que solo pueden resolver ellos mismos.

Por mucho que quieras y necesite de tu apoyo, también debes comprender que hay cosas en las que no puedes intervenir. Ciertos problemas deben ser resueltos por ellos mismos.

Necesitan ánimos para practicar el autocuidado.

Las personas ansiosas tienden a agotarse hasta el máximo tratando de conseguir sus logros. Por lo que muchas veces se olvidan de velar por sí mismos llevándolos al desarrollo de dolencias u otras enfermedades. Guíalo, recuérdale siempre que la salud es tan importante como los logros.

Tú también necesitas cuidar tu salud.

Al apoyar a una persona con ansiedad puede que te olvides de cuidarte a ti mismo. Pero no puedes apoyar a nadie si tú no estás bien. Tu bienestar es muy importante, tampoco puedes dar soporte efectivo si te sientes agotado emocionalmente.

En ocasiones te parecerá que la ansiedad de tu pareja es muy difícil de manejar. Pero eso es parte de quien es, de su propia naturaleza. Sin embargo, el mejor remedio es el amor que le puedes proporcionar.