Existen miles de relaciones interesantes en el mundo. Sin embargo, la relación amorosa que puede existir entre una persona empática, y otra narcisista es digna de un análisis. Justo por eso, decidimos desglosar las 15 características por las cuales hipotéticamente debería pasar esta relación.

¿Cómo sería una relación entre un narcisista y una persona empática?

Si eres una persona empática, puede que te sientas atraída por un narcisista. Al principio la relación entre ambos puede ser intensa. Como empática, empiezas a amar profunda e incondicionalmente a una persona que no está haciendo nada por hacer más fuerte su relación. Sin embargo, te sientes satisfecha porque piensas que tu amor es perfectamente correspondido.

Comienzas a creer profundamente que has conseguido al amor de tu vida y que jamás encontrarás a alguien como ese otro. Por su parte, el narcisista refuerza estos pensamientos creando una ilusión.

De a momentos, el narcisista te suele demostrar que quiere ésta relación tanto como tú. Sin embargo, lo que en realidad quiere es que estés a sus pies.

En unos meses, el narcisista te empezará a consumir, logrando que te sientas débil, desconfiada y con baja autoestima. Tratará de tener el control de todo y tu poco a poco cederás por lo enamorada que te sientes.

Aun así, está relación será todo por a ti y harás todo lo posible por hacer sentir feliz al narcisista.

Como tu corazón de empática es noble, querrás sanar una y cada una de las heridas que dentro de ti sabes que el narcisista tiene.

Después llega un punto en el que tienes miedo de compartir lo que sientes, dejas de luchar por tus necesidades y te enfocas en complacer. Ahora la relación gira en torno a ese narcisista que te enloquece y vives una felicidad ficticia.

Luego piensas que las cosas se están mejorando un poco, así que le pones aún más cuidado, amor y afecto a la relación, dejándote llevar por completo por esa persona, sin darte cuenta de los problemas.

Poco a poco te vas dando cuenta de que la relación no está funcionando. Quieres expresarte y empiezas a decir lo que te molesta y lo que va mal en la relación. No obstante, al narcisista le molesta esta actitud.

Como el narcisista solo busca atención, buscará satisfacer esa necesidad uniéndose con amigos, saliendo de viaje, y haciendo cualquier actividad que le de lo que quiere, menos la felicidad.

No obstante, sigues estallando y queriendo hacer entender que tus sentimientos también importan. Pero por otro lado, el narcisista también hace lo mismo y decide hacerse la víctima.

Cuando lo anterior sucede, te confundes y no entiendes ese nuevo comportamiento del narcisista, por lo que te empiezas a culpar a ti misma de este amor fallido.

No eres capaz de entender que estás siendo constantemente manipulada y tu pareja ha transgiversado todo a tu alrededor para controlarte. Asimismo, intentarás comunicarte con el narcisista, pero él solo intentará justificar su comportamiento.

Te comienzas a sentir perdida, confundida y lastimada. Sin embargo. en ese momento es hora de evaluarte a ti misma, así poco a poco podrás separarte de esa persona en un despertar doloroso.

Al final lo lográs y eres libre. Te haces más fuerte y sabia. Mientras que el narcisista seguirá con su vida y encontrará a una nueva víctima.

La persona empática le cae bien a todos por su espíritu colaborador, siente que ayudar a las demás personas es necesario y lo hace sin pedir nada a cambio.

La persona empática debe abrir los ojos y estar consciente de que puede complacer a todo el mundo y que merece un gran amor. Sin embargo, le puede costar un poco confiar en quien se enamora.

El empático puede sanar situaciones difíciles dentro de su ser, mientras que el narcisista no.
Para el empático, todas las situaciones son un impulso para seguir avanzando en su vida.
El narcisista, al terminarse la relación olvidará rápido. Y sabe que se le hará muy difícil conseguir a alguien más.

El narcisista buscará todas las maneras posibles de conseguir otra víctima, al terminar con una relación.

El empático aprenderá con el tiempo a cuidarse de personas narcisistas y descubrirá quién se merece todo su amor.