35 Hábitos espirituales tóxicos que debes eliminar de raíz


Elimina estos hábitos de tu vida y limpia tu espíritu.

Hay costumbres, no tan buenas, que a veces terminamos convirtiendo en hábitos que es mejor eliminar. Puede que algunos de esos hábitos no los veas de manera negativa, pero la realidad es que afectan tanto a tu desarrollo personal, como a tu energía espiritual. Aquí te presentamos 40 de ellos, que aunque no lo creas, de eliminarlos, harán un cambio radical tanto en tu vida, como en tu espíritu.

No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana.

-Pierre Teilhard de Chardin-

Tu felicidad es trabajo y responsabilidad tuya, no de los demás. Sin embargo, tampoco la antepongas a la felicidad de otros, sino vivirás descontento gran parte de tu vida.

No te rindas antes de intentar verdaderamente algo. Deja de decir que no puedes hacerlo y esfuérzate por lo que quieres.

Aprende de tus errores y no pretendas que nunca ocurrieron. Recuerda: gracias a ellos, eres una persona diferente.

No le des la espalda a las cosas importantes, apreciarlas hoy o te arrepentirás mañana.

Nunca finjas que no tienes problemas, enfrentalos antes de que sean demasiado tarde.

Ámate a ti mismo, tú también importas. Si tu no te cuidas, ¿quién lo va a querer hacer?

Trabaja por lograr tus metas antes de trabajar por el sueño de otros. Recuerda que tu futuro solo depende de ti.

Sé tú mismo en todo momento. No intentes ser como los demás, la autenticidad vale más que imitar al otro.

Si quieres cambiar aspectos de ti para ser mejor, hazlo. Tú puedes hacer todo lo que te propongas.

Basta de compararte con otros. No te minimices, tu eres un ser único y especial.

No esperes algo para poder ser feliz. Toma el momento en tus manos y aprende a encontrar la felicidad en el presente.

No critiques a los demás, a veces ellos también quieren que les des una palmadita en la espalda.

Deja de apresurarte para hacer las cosas. Deja de querer ser más adulto para hacer las cosas. Disfruta la vida. Vive el ahora.

No culpes a otros por tus errores, fracasos y desgracias. Asume tus responsabilidades en la vida.

Siempre recuerda que eres humano. No te castigues por tus defectos, aprende a mejorarlos.

Deja atrás los celos. Trabaja por obtener las cosas que más quieres en la vida.

No dediques tiempo a las personas que te tratan mal. Valorate a ti mismo.

Tampoco pierdas el tiempo con gente que de verdad no te agrada. Mejor inviertelo en las personas que te aman.

Concéntrate en ir por lo que quieres y deja atrás las quejas.

No guardes alegría para ciertas ocasiones. Sé alegre hoy y en todo minuto.

No te preocupes por lo que no importa, invierte tu energía en otras cosas.

El arrepentimiento debe quedar en el pasado. Acepta lo que no puedas cambiar y siempre ve hacia delante.

No temas cometer errores, actúa.

¡Arriesgate!, a veces es más importante salir de tu zona de confort.

No esperes perfección de los demás, ni de ti mismo. Recuerda que todos somos humanos.
Recuerda que tus opiniones son igual de importantes que las de lo demás. Habla y exprésate siempre que quieras.

No esperes que la vida te de limones. Haz limonada.

El día tiene 24 horas, deja de convencerte a ti mismo que no tienes tiempo para hacer las cosas.

Tómate el tiempo necesario para hacer las cosas que te gustan.

No elijas el camino fácil. Busca el camino que mejor se adapte a tu meta.

Tu desgracia depende de ti, no de otros.

Entiende que el fracaso es posible. Sin embargo, arriesgate por hacer tus sueños realidad.

No sientas vergüenza cuando tengas que disculparte, hazlo, es parte de ser humano.

Toma las riendas de tu propia vida. No esperes que tu familia solucione todos tus problemas.

Haz lo que necesites para sanar una herida. No obstante, no lastimes a nadie para hacer eso.

No te sientas culpable por consentirse en tu tiempo libre. Recuerda que te lo mereces de vez en cuando.

No digas que sí a las cosas que realmente no quieres.

Respeta tus decisiones, no aceptes cosas solo por complacer siempre a los demás
Tu vida ya es complicada. Basta de hacer tanto drama.

Deja de hacerte el fuerte, pide ayuda cuando sientas que no puedes más.