Cuando ves a una mujer con una belleza física impactante y que además es independiente e inteligente seguro piensas que ella tiene todo a su favor: los mejores amigos, una carrera exitosa, una inmejorable situación económica y claro, una vida amorosa envidiable. Pues quizá tengas la razón en todos esos aspectos, exceptuando el último.

Ver una mujer con esas características, hermosa y astuta, las hace lucir irresistibles y pareciera que son susceptibles a vivir historias de amor de ensueño. La realidad es que se les dificulta encontrar a ese hombre ideal. Usualmente, estas mujeres se enamoran, salen con los chicos equivocados y no tienen el placer de experimentar una relación sana, significativa y con gran profundidad emocional.

De hecho, cada relación nueva les resulta peor que la anterior. Si te preguntas por qué pasa esto, aquí te contamos 8 posibles razones por las que estas mujeres bellas e inteligentes fallan en sus relaciones:

Desprenden un aire que intimida a los hombres

El hombre aún mantiene en su mayoría vestigios de ese machismo histórico que los hace creer que deben sentirse superior a una mujer. Así que tanta belleza, éxito e inteligencia los aleja, los intimida, los asusta. Una mujer que sabe muy bien todo lo que quiere es como un monstruo que amenaza su masculinidad.

Ellos quieren sentirse poderosos, que son los pilares de ellas y quieren sentirse necesitados emocional y financieramente y así controlarlas.

Se han trazado metas y sueños bastante grandes

El amor no forma parte de sus prioridades pues estas mujeres saben que el hombre que esté dispuesto a conquistarlas debe encaminarse junto con ellas al éxito. Compartir y apoyar. Ella no está dispuesta a hacer sacrificios, no va a renunciar a sus objetivos para poder estar en una relación, es decidida y está motivada.

De estar en una relación, su pareja debe darle sin objeciones el espacio y tiempo necesario para trabajar por sus sueños y apoyarla siempre.

No resisten la falsedad ni un poco

No toleran ni un poco la falsedad típica de los hombres que buscan engañar e irrespetar. En el primer instante que sientan que están jugando con ella o que le están mintiendo no lo pensará dos veces para mandarlo a volar. No les da miedo defenderse.

Son muy exigentes

Ellas están perfectamente conscientes de lo mucho que valen y no se conformarán con mediocridad, nunca van a someterse a una relación solo porque sí, por no estar solas. Pues no, ellas saben las cualidades que quieren en un hombre y no van a aceptar menos que eso; no se conforman con alguien que no sea digno de su amor y atención.

Ese hombre debe ser honesto al 100 por ciento, leal, comprometido, independiente, comprensivo y muy cariñoso.

Siempre dicen lo que quieren sin importar las consecuencias

Esas mujeres hermosas e inteligentes no temen decir lo que piensan, expresar sus opiniones sólidas y respaldarlas. Si no están interesadas no dudarán en comunicártelo. Si están en una relación y su pareja hace algo indebido no bajarán la cabeza y pretenderán que nada pasó, ellas jamás se quedaran con la boca cerrada. Son muy directas y eso a algunos hombres los asusta.

Son muy maduras

Entre más experiencia, más sabiduría. Ellas tienen el control total de sus vidas y siempre toman cada situación de forma reflexiva, le sacan lo mejor a cada experiencia que tienen. Piensan con cuidado sus decisiones en cualquier ámbito. Y cuando están decididas mantienen una actitud muy fuerte.

Aman con mucho ahínco

No les resulta fácil enamorarse pero cuando lo hacen, lo hacen con todo. Brindan al máximo su amor y atención, invierten mucho de sí mismas para complementar la relación. Están dispuestas a apoyar, ayudar y hacer lo que sea por su pareja, siempre que no pretendan afectar la integridad emocional de ellas, además también deben recibir el mismo trato de vuelta.

Tristemente a muchos hombres no les interesa entregarle a una mujer un amor intenso y profundo.

Son difíciles de encontrar

Estas chicas hermosas, decididas, astutas, preparadas, soñadoras, emprendedoras e inteligentes son difíciles de hallar. Ellas no se la pasan en los bares o en los sitios comunes de entretenimiento, más bien están ocupadas en cosas importantes, aprendiendo algo nuevo, construyendo algo nuevo, creciendo profesional y personalmente.

Y pues los hombres que no comparten esos mismos estándares no podrían conocer a esta mujer asombrosa y única.

Comparte si te siente identificada.