El amor, el amor, el amor. Ese sentimiento emocionante y excitante que se convierte en un arma de doble filo. ¿Por qué? Porque no es cosa de uno, el amor de pareja es entre dos personas, y por más que creamos conocer a la nuestra siempre habrá algo nuevo que experimentar. El objetivo es estar consciente de ello y enfrentarlo cada vez que encontremos ese aspecto nuevo, pues nosotros mismos también terminamos mostrando nuevas facetas.

Y lo que es más común, en especial en parejas donde el hombre parece posicionarse como superior entre ambos, es que las mujeres hagan cosas por ellos solo para mantenerlos cerca y eso no es saludable ni correcto.

Lo más triste, es que algunas mujeres van tan lejos en esas situaciones que sacrifican por completo su felicidad solo para que ellos estén a gusto. Que error más grande. Puedes estar muy enamorada querida pero permitirte hacer las siguientes cosas por tu pareja definirán la barrera entre el amor y la opresión.

4 Aspectos que una mujer nunca debe hacer por el hombre que ama

Primero: Renunciar a tus creencias e ideales

Tú mujer, tienes una personalidad definida, una que forjas toda tu vida a base de experiencias. No debes cambiar esa esencia solo para agradar a alguien más. Más bien imagina un poco lo satisfactorio que sería estar al lado de alguien donde puedes ser lo más genuina posible y sentir que tu pareja se sienta igual contigo. Eso es libertad.

Tus opiniones y creencias forman parte de la persona que eres también, si alguien intenta alterarlas a su conveniencia no te respeta y mucho menos te ama. Las diferencias son diferencias pero si eso los separa y no hay respeto y aceptación, no debes renunciar a lo que tú crees. ¡No!

Por el contrario, busca a alguien que quiera compartir lo que crees, que admire que tengas una opinión fuerte y se dé cuenta que aun si no están de acuerdo en algo respeta tu opinión de ello. No desesperes pues esos hombres sí que existen, y si aún no lo ves en el horizonte igual no dejaras de ser maravillosa amándote a ti misma.

Segundo: Cambiar tu aspecto físico

Bueno, a las mujeres nos encanta hacernos algunos cariños, vernos atractivas, y cambiar de vez en cuando, pero asegúrate de que todos esos cambios sean orquestados únicamente por ti misma. Porque tú lo quieras así. Un hombre que te ama no le importará tu estilo, de hecho probablemente eso lo enamoró en primer lugar, tu originalidad.

Si de pronto ha cambiado y te manifiesta desagrado por un aspecto de ti que te encanta, pon la mano al frente y di un gran ¡STOP! Si accedes a cambiar de acuerdo a sus gustos tan solo será el inicio del siguiente punto de este post. Claro, él podría decirte algo que le gustaría que usaras, complacerlo en pequeños detalles pero nunca en quien eres en general.

Tercero: Ser sumisa

En una relación de pareja NADIE es superior al otro. Son dos individuos con necesidades, deberes y derechos. Ni siquiera se convierten en uno, decir que cuando eres una pareja se vuelven uno significa acceder a todos los gustos del otro. Y las diferencias no los van hacer incompatibles, por el contrario, tener gustos diferentes, necesidades diferentes los mantendrá muy entretenidos y seguramente no se aburrirán nunca el uno del otro.

Ahora bien, cuando se convive se deben compenetrar como pareja, estar convencidos de quienes son, su rutina cambiará y quizá ambos deban sacrificar ciertos detalles para iniciar una vida juntos; pero siempre serán ambos quienes sacrifiquen. Que la mujer se someta a la voluntad del hombre es totalmente insano, y aun si ella accede en un principio con el fin de permanecer felices, solo es cuestión de tiempo para que la situación se vuelva invivible.

Tu pareja NO debe controlar tu vida, no importa cuánto le ames. Tú y solo tú tienes el control sobre tu vida; si no lo respeta, no es amor.

Cuarto: Morir de hambre para lucir como él quiere

Mujer, si quieres verte genial y dedicar tu vida a comer saludable es una decisión excelente para tu vida, solo que debe ser algo que tú hayas decidido. No tienes que abandonar esas comidas exquisitas que tanto adorabas antes de estar con él o los postres que tanto te encanta preparar solo para que él no deje de mirarte y evitar que te sea infiel. Totalmente incorrecto.

Arriesgar tu salud para que un hombre te vea siempre delgada seguro no es saludable ni para tu organismo ni para tu mente. Puedes escoger llevar una vida saludable y eso seguro te lo agradecerá tu pareja y tu médico, verse y sentirse bien siempre es deseable, pero no vas a privarte de comer algo que deseas para que tu hombre no te diga un comentario sobre cómo te ves.

Quizá esté todo en tu cabeza. Lo más probable es que a tu pareja le fascinen tus curvas y estés creyendo que él piensa lo contrario; para estar segura tienes que empezar por amar tú tus propias curvas y demostrar mucha confianza, eso es lo que más atrae a un hombre, una mujer segura de sí misma y sin complejos. Ámate y jamás te faltará amor.

Eres hermosa y si él te lo dice, créelo, no debes sacrificar tus gustos creyendo que debes hacerlo o perderás a tu pareja. Y si ese fuera el caso, lo más probable es que no debas estar con él.

¿Qué opinas tú como mujer sobre estas cosas que no deberías hacer por un hombre? Y tú hombre, ¿opinas lo mismo?