Los números también lo confirman. Más del 40 por ciento de las personas en todo el mundo padecen de insomnio, condición que las lleva a presentar episodios de presión arterial alta, aumento de peso, depresión, fatiga y otras enfermedades crónicas. Y lo más alarmante es que aun aquellas personas que consiguen descargar las recomendadas 8 horas al día tienen problemas de sueño en algún punto de sus vidas.

Se cree que el origen del insomnio y de no descansar de forma correcta, son principalmente, el estrés y el ritmo de vida acelerado que se presenta hoy en día en las grandes ciudades. Sin embargo, hay que tomar en cuenta también la postura y el ambiente en que se descansa; si no es el adecuado, la calidad del sueño disminuye.

Especialistas del sueño aseguran que tener una posición inadecuada para dormir va a desencadenar diferentes problemas de salud, incluyendo el insomnio., también problemas estomacales, dolor en el cuello y espalda y arrugas prematuras.

En cambio, cuando se adopta una postura adecuada, la salud se ve beneficiada e incluso el estado de ánimo mejora. Esto indudablemente va a mejorar la calidad del sueño, evitando el insomnio. Lo primero respecto a tener un lugar cómodo donde descansar y adoptar una posición adecuada, es que es vital dormir sobre el lado izquierdo y NUNCA sobre el derecho.

Estudios revelan que dentro de los beneficios de dormir sobre el lado izquierdo está, vivir mucho más tiempo.

Entonces, ¿cuáles son los beneficios de dormir sobre el lado izquierdo y no sobre el derecho?

Se alivia la acidez estomacal

Si has tenido un festín en la cena, puede provocarte acidez estomacal y dormir del lado izquierdo ayuda a aliviar esa molestia durante la noche. Todo es cuestión de gravedad ya que el estómago y los intestinos delgado y grueso están un poco inclinados hacia la izquierda así que recostarse sobre ese lado ayuda a que los alimentos pasen por los órganos con mayor facilidad. Por lo tanto, también ayuda con otros problemas digestivos.

Ayuda a reducir los ronquidos

Los ronquidos no dejan dormir a nadie que esté cerca y son indeseables para el correcto funcionamiento del corazón. Dormir del lado izquierdo es recomendable para pacientes con apnea obstructiva del sueño y personas propensas a los ronquidos. Se facilita la circulación del aire hacia los pulmones permitiendo que la respiración sea continua.

Fomenta el sistema linfático

Dormir sobre el lado izquierdo beneficia el drenaje linfático del sistema nervioso central. De acuerdo con investigaciones, facilita la eliminación del exceso de proteínas, vitaminas, grasas y residuos como depósitos de beta-amiloides, altamente nocivo para la salud. Se estimula el filtrado de toxinas debido a la posición de los órganos evitando la retención de líquidos y la hinchazón de las extremidades.

Mejora la salud del corazón

El Dr. John Douillard indica lo siguiente: “Si duermes sobre el lado izquierdo, el drenaje linfático hacia el corazón es impulsado por la gravedad, por lo que el corazón no tiene que trabajar tanto durante la noche”. Dormir sobre el lado izquierdo impide la obstrucción de la arteria aorta que bombea la sangre desde el corazón hasta el resto del cuerpo.

Además, la vena cava inferior permanece libre, al dormir a la izquierda ningún órgano la presiona haciendo que la sangre vuelva más fácil del resto del cuerpo al corazón.

¿De qué lado duermes tú?