La primera conexión con la palabra“psicópata”puede ser para mucha gente la famosa película de Hitchcock “Psicosis.” En la vida real, los psicópatas pueden no destacar en la multitud, puedes conocer a alguien desde hace mucho tiempo, sin conocer su lado oscuro.
No puedes reconocer a los psicópatas a través del abuso físico porque, la mayoría de ellos, son emocionalmente abusivos. Esto incluye actuar de forma dominante y manipuladora. Saben exactamente cómo conseguir lo que quieren, y disfrutan con juegos mentales.

¿Cómo sabes que estás hablando con un psicópata?

Puede ser duro escuchar esto, pero se puede engañar fácilmente a la gente. Por fuera, los psicópatas pueden ser encantadores y las personas más serviciales del mundo. Pueden crear una imagen excelente de sí mismos y hacerte pensar muy bien de ellos.

Por dentro, los psicópatas son por lo general inseguros y piensan cada uno de sus movimientos. Puede parecer que están disfrutando de la conversación, pero son muy buenos fingiendo. Los psicópatas saben exactamente cómo manipularte para conseguir lo que quieren. Por lo general, sus actos son impulsados por deseos de dinero, s 3 x 0, y fama.

Te dicen verdades a medias, mentiras y excusas. Todo el mundo dice de vez en cuando una mentira piadosa, pero con los psicópatas, sólo escucharás mentiras. Te harán falsas promesas, cotillean sobre los demás, y mienten sobre su comportamiento. Si notas que alguien en tu vida está haciendo esto todo el tiempo, hay una gran posibilidad de que esta persona no esté bien.

Te subestiman o te desprecian. Los psicópatas quieren dominarte, y siempre intentarán despreciarte. Te harán sentir inseguro y, al final, eres el que se acaba sintiendo mal y pidiendo perdón. Saben exactamente cómo manipularte.

Usan la hipocresía. Los psicópatas están ansiosos por encontrar tus debilidades, tus errores, y juzgarte por ellos. Les gusta sentirse mejor haciendo que los demás se sientan mal. Necesitan quedar siempre lo mejor posible, sobre todo en una multitud, y por eso dramatizan tus errores y te juzgan delante de todo el mundo, incluso si fueron ellos los que cometieron el error.

Tienen múltiples personalidades. Normalmente, los psicópatas tienen muchas caras diferentes. Pueden ser todo dulzura y al minuto, ser un diablo. Son muy buenos haciéndose las víctimas y siendo unos obsesivos al mismo tiempo. Es importante no reaccionar a sus distintos estados de ánimo y no dejar que te afecte.

Se hacen las víctimas y actúan como la reina del drama. Los psicópatas siempre culpan a los demás y nunca admiten que algo es su culpa. Se harán las víctimas e intentarán hacer que todo el mundo sienta pena por ellos. Siempre contarán su versión de la historia a su favor, pero en realidad, son los culpables.

CONSEJO: ¡TEN CUIDADO!

Ten cuidado, porque pueden hacer que te sientas mal y robarte toda tu energía. Tienes que ser muy consciente de la situación, e incluso así, los psicópatas son expertos en manipularte. Te acusarán e intentarán culparte de sus errores.

Esta gente pueden robarte toda tu energía y hacerte sentir inseguro. Si es posible, intenta alejarte de ellos y mantenlos fuera de tu vida. Los psicópatas solo traen a tu vida drama, problemas, y negatividad. Sus vibraciones tóxicas te influyen más de lo que puedes imaginar.