El mundo de las citas ha cambiado mucho hoy en día. El auge de las redes sociales ha influenciado por mucho la forma en que las personas se conocen y la forma en que se cortejan, por supuesto. Cuando antes el esfuerzo debía ser mayor para conquistar a alguien o trabajar ambos en una relación, ahora con el uso de la tecnología y las redes se ha vuelto algo perezoso. Pero también es una forma muy recurrente y fácil de caer en tentaciones.

A ver, la comunicación es un aspecto muy importante en una relación, pero tiene un concepto diferente para las relaciones modernas. Prácticamente todo está fundamentado con lo que se muestra y escribe en redes sociales. Hasta hay personas que hasta su pareja no cambie el estado romántico en sus perfiles, no considera que sean realmente una pareja. ¿Descabellado? Pues eso no es todo.

Su apertura y accesibilidad se presta para caer en juegos tentativos y peligrosos, aun cuando no tuvieran pensado engañar o mentir a su pareja. Poco a poco el uso de las redes arrastra a las personas como si estuvieran en un mundo paralelo. Esas tentaciones a menudo llevan a las personas a ser infieles en sus relaciones. Aun si nunca llegan a conocer a quien está del otro lado de la pantalla, se fomenta la actividad de conocer, tratar y encariñarse con otras personas. Y señores, mantener ese tipo de trato con alguien más, aunque nunca se vean, también es infidelidad.

La infidelidad no siempre se refiere al contacto físico, también a la traición emocional. Aunque es cierto que esos encuentros virtuales llegan a la vida real en muchas ocasiones.

Investigación concluye que las parejas que son activas en las redes sociales como Facebook y Twitter tienden a tener más conflictos en sus relaciones.

Además, es probable que el uso de las redes esté directamente relacionado con el aumento de relaciones que terminan debido a la infidelidad. A veces al estar en una relación, uno o ambos pueden participar en cierto coqueteo o interacción con otra persona que puede lucir inofensivo; pero coquetear con extraños es ofensivo para la pareja, y en las redes sociales es mucho más posible. ¿Por qué es eso? Por la accesibilidad por supuesto, las redes son una herramienta que siempre están a la mano y abiertas para cualquier forma de interacción con cualquier persona.

Incluso cuando dos personas nunca se han conocido, sienten una conexión emocional más fuerte por la idea de que eventualmente se conozcan en persona. Dentro de esas trampas y el flirteo continuo se puede estar dañando una relación verdadera.

Asegúrate siempre de estar al tanto de lo que sucede en tu relación. Ser indiferente a que tu compañero de vida coquetee sin tanto esfuerzo y sea demasiado amable con extraños, no es lo mejor. Esos rasgos los llevan en algún momento a caer en la tentación ya que es su naturaleza. Y si tu pareja consigue hacer una conexión emocional con alguien más en las redes, entonces tienes un problema serio que puede acabar con la relación.

Pon atención, estas son 5 señales de que tu pareja usa Facebook para engañarte:

  • Se adentra por completo en sus conversaciones de mensajes texto y no comparte contigo de qué se trata tanto mensaje. Toma su teléfono y ya no puede soltarlo escribiendo y escribiendo. Pero su excusa es que simplemente está en las redes.
  • Recibe mensajes de texto en las horas más extrañas y no duda en tomar el teléfono para atender ese llamado a continuar una conversación.
  • No duerme hasta muy tarde por las noches porque se la pasa pegado al teléfono. Prefiere que tú ya estés en la cama para que sea más fácil conversar con esa persona.
  • Se aferra a su teléfono al igual que a todos sus dispositivos en los que puede comunicarse por las redes sociales. Recuerda que en todos hay evidencia de lo que hace, y si lo oculta es porque es consciente de que no es correcto.
  • Se molesta si le reclamas sobre el tiempo excesivo que se pasa con su teléfono ignorándote e ignorando al resto del mundo. Y en lugar de admitir que tienes razón se pone a la defensiva.

¿Te ha pasado esto con tu pareja?