6 increíbles usos del bicarbonato de sodio que desconocías seguramente


El bicarbonato de sodio es un compuesto que desde hace mucho se le ha dado usos increíbles medicinales y también domésticos. También se le conoce como bicarbonato de soda o sal de vichy y se trata de un compuesto blanco sólido y cristalino que se obtiene de un mineral que se halla en la naturaleza, el natrón.

Es soluble en agua y reacciona en presencia de otras sustancias. Y entre sus grandes bondades esta que puedes usarlo para la limpieza del hogar y al mismo tiempo para afecciones estomacales como la acidez o la gastritis.

Si eres una persona encantada de tener su casa siempre reluciente, estos tips te parecerán fabulosos, además el bicarbonato de sodio es fácil y muy económico de conseguir. Una solución sencilla a dolores de cabeza del hogar.

Recuerda estos consejos y mantén siempre cerca un poco de bicarbonato.

¿Tienes una tubería tapada? Esto es un problema muy común que todos enfrentamos en el hogar, y es en verdad molesto; pero no hay necesidad de preocuparse demasiado pues puede solucionarse de forma sencilla. Solo mezcla bicarbonato y vinagre blanco a partes iguales y viértelo en el fregadero o en el lugar donde se haya atascado la tubería.

Si pones bicarbonato de sodio sobre medio limón conseguirás una herramienta estupenda para hacer que todo recupere su brillo. La combinación de ambos logra eliminar sustancias pegadas y le da brillantez a las superficies de artículos que tengas en el hogar.

El efecto que mejor conocemos todos que tiene el bicarbonato de socio es combatir la acidez estomacal. Es un remedio efectivo y demasiado sencillo de preparar, simplemente pon una cucharadita de bicarbonato en un vaso con agua y tómatelo.

Si te has quedado sin crema repelente de mosquitos, el bicarbonato te ayudará a eliminar la picazón y bajar la hinchazón provocada por la picadura de mosquitos. Lo que debes hacer es aplicar el polvo en cima del área de la piel afectada.

De igual forma, el bicarbonato tiene un excelente efecto sobre la piel cuando has pasado mucho tiempo bajo el sol y te han quedado quemaduras. O si te has quemado al encender la estufa. Aplícalo directamente a la zona afectada y te recomendamos usar un algodón para no sentir molestias.

Otra utilidad maravillosa de este polvo es que ayuda a reducir la sensación de cansancio en los pies. ¿Y quién no quiere sentirse mejor después de un día de mucho trabajo? Aliviar tus pies también te ayudará a sentirte completamente restaurado para enfrentar el siguiente día. Toma un recipiente con agua tibia y sumerge los pies, luego agrega tres cucharadas de bicarbonato de sodio.

Frota los pies con el líquido mezclado y déjalos reposar allí algunos minutos. Puedes agregar unas gotitas de aceite esencia de lavanda y mejorar los efectos dejándote una sensación relajante, la piel suave y perfumada.

Si quieres conocer más trucos, mira este vídeo donde te mostramos tres formas más increíbles de cómo darle gran utilidad al bicarbonato de sodio.

Fuente: Hacer Juntos