Ser una mujer fuerte no es algo que te vaya a diferenciar de otras mujeres realmente o que te haga mejor que alguien más. No, cuando hablamos de una mujer fuerte es esa que reconoce que es capaz de cometer errores y se levanta para empezar de nuevo. Una mujer que trabaja duro para conseguir lo que quiere, aprender las lecciones de la vida y seguir creciendo.

Si eres una mujer fuerte que sabe lo mucho que vale, quizá esperas encontrar un compañero de vida con quien puedas combinar esa fuerza y equilibrar más tu vida.

Anhelas encontrar a quien pueda pararse a tu lado y ser un apoyo y un acompañante, que camine a tu lado y no delante de ti. Que sea tu confidente, la persona a la que siempre puedas recurrir cuando necesitas una palabra de consuelo, una ayuda o simplemente para pasar el tiempo.

Quieres a alguien en tu vida a quien puedas amar sin restricciones y creerle ciegamente. Alguien que no huya a la primera señal de algún problema. Que se quede a tu lado aunque todo sea blanco y negro, que te ayude a ver la vida de colores una vez más.

Anhelas a un hombre que no quiera controlarte pero que tampoco te tenga miedo por tu fortaleza, tu gran corazón, tu confianza y tu amor desinteresado. Pero también sucede que a veces, te enamoras de hombres que nunca desarrollan la capacidad de amarte de vuelta como corresponde.

Estas son las razones por las que a pesar de ser una mujer fuerte y segura, sigues atrayendo a los hombres equivocados:

Eres desinteresada

Eres fuerte, sí, y tienes mucha confianza en ti misma y en tus capacidades y habilidades para conseguir lo que quieres. Además, amas de forma desinteresada, algo que muchos no pueden comprender. Tú no buscas que te ofrezcan tesoros a cambio de tu amor ni exiges demasiado, tú solo quieres lealtad, comprensión y apoyo. Y por ese motivo les sigues dando la oportunidad a personas que en realidad no se comprometen por completo.

Eres compasiva y te impulsas a dar más de lo que recibes

No es que seas un mal juez de carácter, es que eres alguien que le gusta ver lo bueno en las personas y ama a pesar de los defectos porque sabe que eso no es lo que define a los demás. Solo que a veces las personas se aprovechan de esa mente abierta y terminas con alguien que solo toma ventaja de tu buena voluntad.

A veces eres muy intimidante

Esa seguridad e independencia puede ser una personalidad intimidante para los hombres. No es que seas una mujer agresiva si no que esa confianza los disminuye como “hombres” y no se sienten cómodos a tu lado, por lo que prefieren alejarse y romper tu corazón.

No es costumbre para ti estar con alguien que iguale tu fuerza y terminas conformándote

Como ya te han decepcionado muchas veces, crees que no debes ser muy selectiva y simplemente aferrarte a lo que llega a ti pensando que es suficiente aunque no te llene demasiado. Terminas entonces al lado de alguien que no te merece y que no te da el valor suficiente.

La independencia los pone en una posición “baja”

Algunos hombres no aceptan que su pareja sea autosuficiente. Pero igual se atreven a estar con mujeres fuertes porque quedan impresionados con su valía. Solo que luego ya no soportan sentirse inferiores a ellas y terminan alejándose.

Porque eres tu propia heroína

Tú no buscas un héroe que te rescate en los momentos de angustia. Tú no deseas ser salvada. Lo que en realidad esperas es a un hombre que abrace todas tus fortalezas, que te admire y te impulse a ser mejor, así como tú lo empujas a cumplir sus metas. Alguien que te apoye pero no tiene que ser tu héroe. Pero hay quienes prefieren a una mujer dulce y débil que no pueda vivir sin su presencia y su apoyo. Cuando ven que tú no eres esa mujer huyen despavoridos.