Nuestra sociedad tiene una especie de obsesión con el amor. Si no tienes pareja y te vez un poco cabizbaja ya todos te dicen que necesitas encontrar una pareja, el hombre perfecto para tener un cuento de hadas súper feliz para siempre y entonces puedas ser verdaderamente feliz. Pero ¿quieres saber la verdad? No necesitas amor para llevar una buena vida.

La vida se trata de mucho, mucho más que hombres y relaciones. Aquí te contamos entonces 6 razones por las que solo necesitas una buena cerveza, más no un novio:

La cerveza no va a romper tu corazón

Disfrutar de una cerveza, en especial rodeada de amigos, no va a romper tu corazón ni te mentirá. Y lo mejor es que no puede cambiar de opinión sobre ti de pronto y dejarte cuando se le antoje. No te juzgará ni dirá frases dolorosas. En fin, una cerveza no podría lastimarte como lo haría un hombre.

Es más fácil de encontrar que un buen hombre

Solo tienes que ir al bar que más te agrade y encontrarás una selección de excelentes cervezas, y listo. El único trabajo duro que te resta es elegir el que más te guste o el que desees en ese momento. Claro, también podrías encontrar unos cuantos chicos allí aunque probablemente ninguno sea tan bueno para ti y lo más seguro es que tiendan a ser esquivos, te conocen hoy y mañana no te quieren ver. Es mejor una cerveza.

La cerveza no te cambiará por otra

Una cerveza no te abandona para salir con otras cervezas, ah no. Siempre que la necesites, allí estará. A diferencia de los hombres, una cerveza te respalda y nunca te abandona cuando más la necesitas. Sin importar cómo te sientas, triste o feliz, la cerveza siempre es confiable para ti.

La cerveza no te confunde

La cerveza no te engaña, ni trata de manipular todo lo que sabes sobre ella, sabes exactamente de donde vino, dónde ha estado y de qué está hecha. Tienes toda la información necesaria en la etiqueta. Tristemente, los hombres no llevan una etiqueta y seguramente la información que te revelan sobre sí mismos no es muy clara o del todo cierta. Además, la cerveza no tiene emociones conflictivas ni cambios emocionales que te dejen desconcertada.

Después de un largo día, la cerveza está ahí para escucharte

No importa cuánto tiempo necesites para desahogarte, para hablar de lo que sucedió en tu día, tus frustraciones, o nuevos proyectos, la cerveza escuchará tus problemas sin juzgarlos. Se sienta contigo mientras das forma a los acontecimientos del día. Y lo mejor, sus opiniones no van hacer que tus problemas se hagan más grandes como suele pasar con los hombres.

La cerveza no te trata como basura

Bueno, hay que ser realistas, la cerveza es solo una bebida, así que no va actuar como idiota inmaduro. Lo peor que puede ocasionarte es una reseca si le das mucho amor y tomas demasiado, pero si tienes cuidado, no es algo por lo que tengas que preocuparte. Está comprobado que los hombres te lastimarán y te tratarán como basura en cuanto tengan la oportunidad, pero la cerveza nunca lo hará.

La cerveza es básicamente mejor que los hombres. Mientras la tomes con moderación, no hará absolutamente nada para lastimarte, en especial como un hombre lo haría.

Así que si eres felizmente soltera y de pronto sientes la necesidad de tener un novio aunque el último te rompió el corazón, solo ve a tomarte una cerveza fría para mitigar esas ansias y asegúrate de nunca entregar tu corazón a alguien que no te dé el valor que mereces.