La mujer que tiene un corazón fuerte y suave al mismo tiempo no siente temor a darlo todo por la persona que ama. Cuando ella ama, lo hace profundamente, con irresistible pasión y por completo. Ella pone en evidencia su corazón y su alma.

Pero, no te equivoques. Aunque ella demuestre ser suave y sea amorosa, tampoco es una tonta ingenua.

Si llegas a cometer el error de perderla, entonces pronto te das cuenta demasiado tarde de estas 8 cosas:

(1) Te darás cuenta que perdiste a alguien a quien realmente le importabas

Perdiste a alguien que te quiso tal y como eras, con todos los defectos y errores porque ella no busca a alguien perfecto, solo a alguien real que la ame de vuelta. Perdiste a quien tanto se preocupaba por ti y quería que salieran juntos adelante. Ella era la mujer más compasiva y desinteresada a tu lado, te brindaba cariño y devoción, pero solo te das cuenta de ello después de dejarla ir.

(2) Te das cuenta que su lealtad era firme

Con lo difícil que es encontrar el valor de la lealtad en las personas hoy en día, tú la dejaste marchar a ella. Perdiste a alguien que se apega a sus palabras y a los compromisos sin importar qué, alguien con corazón leal y muy valiente. Ella era alguien que jamás te habría traicionado.

(3) Entiendes que perdiste a alguien que siempre estuvo para ti

Sin importar qué tan difícil se ponían las cosas, ella siempre elegía quedarse a tu lado. Ella estuvo contigo en todas las tormentas sosteniendo tu mano y apoyándote. Porque es que la mujer fuerte y bondadosa siempre está de pie por los que ama. Pero lamentablemente, la perdiste.

(4) Te das cuenta que perdiste a alguien que te animaba

La mujer de corazón fuerte y suave jamás permite que renuncies a tus sueños, a tus propósitos ni a ti mismo. Ella te alentaba más que nadie, te daba palabras de ánimo para que siempre dieras más y fueras mejor en todo. Pero solo te das cuenta de ello, cuando no esté a tu lado, te sientas desmotivado y ella no esté para levantarte.

(5) Entiendes que perdiste a alguien que nunca te hubiera hecho daño

Su corazón es de oro puro, valioso, costoso y difícil de obtener. Ella sí sabía lo que era brindar amor verdadero y la perdiste. Perdiste a una grandiosa mujer que jamás hubiera hecho algo en tu contra porque su corazón no le permite infligir dolor a quien tanto ama. La perdiste, perdiste a tu verdadero amor.

(6) Te das cuenta que perdiste a tu mejor amiga

Cuando pierdes a una mujer que destacaba por tener un corazón fuerte y suave a la vez, también pierdes a tu acompañante de vida, a tu mejor amiga. Ella era tu confidente, tu compañera, tu amante y más. Alguien que siempre cubría tus espaldas y tenía una sonrisa para animarte.

(7) Te das cuenta que perdiste a la mujer de tus sueños

Seguías soñando en aquella mujer delicada, fuerte, fantástica, que te llenara más porque nadie era suficiente. Y entre tanta búsqueda, la dejaste escapar a ella, la mujer de tus sueños que siempre estuvo a tu lado esperando a que te dieras cuenta de su existencia. Que no necesitabas buscar a nadie más. Ahora ella se ha ido y cuando lo entiendas será demasiado tarde.

(8) Entiendes que perdiste la oportunidad de vivir una vida plena y feliz

El amor no es un juego de niños, pero igual tú jugaste con ella y la perdiste. Solo que a ella después no le interesa seguir jugando. Arruinaste la oportunidad de una vida asombrosa, satisfactoria y muy feliz. Y ahora que se acabó, que te diste cuenta que ella te hacia feliz y no lo querías ver, es demasiado tarde para volver atrás.

A una mujer fuerte con un corazón suave y frágil no la puedes dejar ir, debes aprender a amarla como ella te ama a ti. Dale el valor que se merece.

Si algo está afectando tus sentimientos y emociones y necesitas consultar con alguien tus decisiones, te invito a acceder a Foro Mujer Amor y contar lo que estás atravesando para encontrar las respuestas que pueden calmar a tu corazón agitado y a tu mente preocupada.