¿Qué tanta intimidad compartes con tu pareja? ¿Crees que la intimidad es solo tener relaciones sexuales? No, la intimidad no siempre se trata de eso, y ciertamente el sexo no tiene que significar intimidad tampoco. La verdadera intimidad se logra a través de una conexión emocional profunda en la que ambas cosas se relacionan. Descubrir sus cuerpos, sus gustos, sus deseos físicos es la forma en que construyes una intimidad física en una relación, pero ese solo es un lado de la moneda.

Hay más factores que puedes trabajar para crear una intimidad sana en una relación. La intimidad es ese nivel de cercanía que sienten el uno por el otro y se puede manifestar física y emocionalmente. Por lo que es cierto que el sexo es la forma en que desarrollas la intimidad física, ambos conocen mejor sus cuerpos, descubren secretos en cada centímetro de su piel que los hace sentir más cercanos, pero no es la única forma de dar pasos hacia delante.

Cuando están en la habitación, preparados para llevar su intimidad a un siguiente nivel, no pienses solo en el hecho de tener relaciones. Aquí juega protagonismo la creatividad para conseguir elevar la intimidad, en esos momentos previos de juegos debes mantener las cosas interesantes y variar esos momentos íntimos.

Es por ello que te traigo 10 cosas no sexuales que puedes hacer en la habitación con tu pareja para incrementar la intimidad entre ustedes:

Hablar

Una actividad tan íntima que les ayuda a revelar mucho de sí mismos. Tómate el tiempo para conversar con tu pareja sobre lo que les gustó de su día, las cosas que les desagrada y conózcanse mucho más, pero no olvides ser vulnerable y abrir tu corazón pues si hablas con reservas, no vale la pena.

Abrazarse por un tiempo

Un abrazo te brinda calidez y seguridad y se la transmites a tu pareja, esa simple acción genera mucha actividad emocional en tu cerebro, te acerca más.

Darse un buen masaje el uno al otro

No tienes que ser un terapeuta profesional, pero ¿a quién no le gusta un masaje suave que hasta le ayude a distender los músculos después de un día difícil? Creo que a todos, mucho más si lo hace la persona que amas, con la que no temes donde vaya a tocar ni los ruidos que hagas.

Dormir juntos

Solo dormir juntos los eleva como pareja, no sienten la presión de que pasar la noche juntos a juro significa que tengan relaciones. Les da más confianza y despiertan juntos en la mañana.

Ir a la cama al mismo tiempo

Esperar a que tu pareja se vaya a la cama para ir juntos es una señal de compromiso, afecto y apoyo como pareja. Es un símbolo que grita “aquí estoy para ti”, y establecerlo como una rutina refuerza su intimidad.

Guerra de almohadas

Dejar salir el niño que llevan dentro, reír a carcajadas por las ocurrencias del otro, divertirse juntos. Todo eso los lleva a disfrutar mucho de su compañía, es signo de confianza y felicidad mutua por la relación que llevan.

Desayunos en la cama

Compartir una comida juntos sobre la cama es una forma innegable de incrementar su intimidad, los hace sentirse más cómodos juntos dejando fuera las superficialidades y los temores por las percepciones del otro.

Quitar cualquier distracción de la habitación

Para conseguir una intimidad efectiva entre ambos es esencial eliminar las distracciones que tengan en la habitación como un televisor o el teléfono al lado de la almohada. Necesitan concentración para enfocarse únicamente en ustedes.

¡Inténtalo y eleva el nivel de intimidad de tu relación!