8 Señales de que vives discutiendo con un sociópata manipulador o un psicópata emocional


A veces nos confiamos demasiados en las personas cuando vivimos en un entorno saludable y nos puede costar identificar cuando una persona solo quiere hacernos daño.  Psicópatas, narcisistas, sociópatas, individuos manipuladores, todos esos son depredadores sociales que saben exactamente qué hacer para obtener todo lo que desean de las personas.

Pueden ser sigilosos y no darte cuenta cuando los tienes en frente. Se transforman en los perfectos oyentes, los compañeros más cariñosos, los amantes insaciables y los mejores amigos solo para adaptarse a cualquier situación de la que puedan sacar ventaja. No tienen una identidad definida.

Pero siempre llega el momento en que dejan salir sus garras para llevarse lo que desean y entonces te das cuenta que no eran las personas que creías. Aquí te contamos 8 señales que te indican que estás perdiendo tu tiempo al discutir con un psicópata narcisista y manipulador y debes desconectarte y dejarlo ir:

Mienten y dan las peores excusas

Bien es cierto que todos llegamos a dar en algún momento excusas tontas y también decimos mentiras blancas de vez en cuando, pero estos narcisistas y sociópatas manipuladores las recitan como poesía. Dicen una cosa y terminan haciendo algo totalmente opuesto. Así que, ¡ten cuidado con palabras que suenan perfectas!

Tienen personalidades múltiples

Sí, estas personas manipuladoras tienen muchas máscaras y sacan cada una en la ocasión que más les convenga. Incluso, si te empiezas a dar cuenta del tipo de persona que son, dañinas, y te alejas, sacan su máscara de inocencia para disculparse. Y si los atacas se convierten en monstruos despiadados, y si los culpas, de repente tú te has vuelto loco para ellos.

Son condescendientes y usan tonos autoritarios

Los manipuladores emocionales siempre se consideran superiores a ti. Así que en su exterior parecerán fríos y calmados y al mismo tiempo generan reacciones explosivas sutiles solo para hacer saber a todo el mundo que ellos tienen el poder. Saben exactamente qué hacer para que te sientas culpable y pierdas la cabeza.

Son la víctima eterna

Sin importar el mal que hayan hecho siempre buscan la manera de que ellos queden como la víctima. Incluso si te han lastimado, ellos van a rechazar todos tus argumentos y te recordaran un pasado doloroso inexistente para victimizarse. Es inevitable, es uno de sus mecanismos de defensa. ¡No dejes que te engañen!

Tienen cambios de humor instantáneos

Debido a que tienen múltiples personalidades y máscaras para engañar, estos individuos se mueven salvajemente de un lado a otro entre sus estados de ánimo hasta que tu mente se confunde y ya no sabes con quien hablas en realidad. Son capaces de ir rápidamente de la adulación y la seducción a los insultos desagradables, el abuso y la manipulación.

Tienen una falta perturbadora de empatía

Estos personajes sociópatas y manipuladores no tienen empatía alguna y es un rasgo que todos comparten. No tienen sentido de la compasión, de bondad ni solidaridad. Todo lo que hacen es a su manera y de ninguna otra.

Nunca aceptaran nada bien hecho que vaya contra su palabra

Sin importar qué tan bien estructurado y comprobado sea tu argumento en contra de este sociópata manipulador y narcisista, nunca podrás convencerlo de que lo crea. Son estúpidos e irrazonables y siempre será su palabra contra la tuya. Ya no pierdas el tiempo discutiendo con estas personas de mente cerrada que nunca darán la razón a lo correcto.

Tienen una extraña visión de la realidad

Viven dentro de su propio mundo de fantasía. Lo que es normal para ellos, probablemente sea lo más extraño, perverso e inquietante para el resto del mundo. Son peligrosos, te meten en ese mundo para enjaular tus pensamientos y que te sientas siempre mal contigo mismo.