La angustia puede apoderarse de ti cuando se te hace muy difícil levantarte del abismo emocional que una mala relación puede dejar en tu vida. Y es que invertiste tanto de ti en ella que puede que todo explote en tu cara. Le das tu corazón a alguien más solo para que lo aplastaran, quizá debiste ver las señales pero el amor te cegó y terminaste pagando el precio.

Viste el comportamiento tóxico y destructivo  pero lo ignoraste, pensaste que no sería un problema. Pensabas que eras especial y podías hacerlo cambiar aunque antes otras personas lo habían intentado y también fracasaron. Creíste que eventualmente vería cuanto lo amabas y entonces te trataría mejor. Ese día nunca llegó.

Él nunca tuvo en consideración tu tiempo y sentimientos, no eras capaz de ver cosas como que te llamara estúpida al cometer un error y no dejar que lo olvidaras nunca. Nunca te permitió expresarte con honestidad y libertad, optaste siempre por callar porque eso quería él, que te mantuvieras en silencio. Amarte no era algo que pensara hacer nunca.

Ese futuro que anhelabas para ambos jamás iba a llegar y lo sabías porque él nunca estuvo a la altura de tus expectativas. Fue el mayor error de tu vida y hasta ahora pudiste verlo, pero descuida; a veces, el amor de tu vida, ese que te va a iluminar tanto que no pararás de sonreír, llega después de error de tu vida.

Vas a conocer a la persona que te amará como lo mereces y como siempre has querido que sea; al principio no estarás segura, vacilarás, dudarás de que sea cierto; tu corazón busca protegerse, te cierras por lo que viviste antes, y está bien. Pero lo que no esperas, es que el amor de tu vida va a ser paciente contigo.

Esperará a que estés lista. Te puede llevar mucho tiempo y espacio y aun así él siempre estará allí esperándote porque a diferencia de aquel error que tuviste, para el amor de tu vida, tú lo vales. Él siempre te tendrá en sus pensamientos, nunca te va a dejar esperando días o horas para contestar un simple mensaje de texto. Te va a preparar con mucho gusto comidas caseras por la noche. Jamás será duro contigo si te equivocas, por el contrario, va a ser sensible y comprensivo.

Hará todo lo que pueda para sanarte y recuperarte del pasado. Él será consciente de todas tus fallas y las amará también. Por lo tanto, no estés triste por haber cometido errores en tu pasado porque el verdadero está esperándote a la vuelta de la esquina.

A veces tienes que cometer errores en el camino para llegar a la persona correcta que te hará feliz.