Los tigres son animales salvajes destinados a vivir en un hábitat donde puedan desenvolver sus instintos. Son cazadores y depredadores, necesitan un espacio vasto donde habitar para hacer todas sus actividades. Sin embargo, muchos ejemplares viven en cautiverio, como éste.

Este hermoso tigre de bengala vive en un zoológico y es parte de las atracciones favoritas de los visitantes. Es un animal magnífico que impacta al verlo y aun cuando barreras de vidrio los separan de las personas, su sola cercanía puede generar miedo profundo.

En este vídeo observamos cómo este tigre se entretiene en su tiempo libre acechando a los visitantes, y a uno en particular que por algún motivo llama más su atención. El animal como cazador natural que es se acerca sigiloso a su “víctima” para atacarla mientras este es indiferente y está conversando con sus amigos.

El animal no es tonto, ya ha estudiado como las personas se agrupan y hablan e ignoran su presencia, se sienten superiores a él, pero él es un magnate de la selva. Así que a falta de actividad qué hacer, este bello ejemplar de tigre de bengala se entretiene un poco tratando de agarrar a las personas que lo observan.

No es seguro si el animal solo se divierte o ejerce su naturaleza, la cual siempre termina frustrada. De cualquier forma recuerda nunca darle la espalda a un tigre. En especial si ves uno por allí en total libertad. Puede ser un absoluto desastre.

Además, es triste ver como los niños ven a estos animales encerrados y se hacen a la idea de que así debe ser, que su destino es estar en un espacio en exhibición en algún zoológico o siendo explotado en un circo para entretener a las personas. Hay que explicarles que son animales salvajes y merecen el derecho a vivir donde está toda su especie. Y es deber de estos sitios como los zoológicos brindarles el mayor cuidado posible para hacerlos muy felices mientras estén allí.

Aunque es lamentable ver a estos animales fuera de su hábitat natural, también hay que aceptar que el tigre en este vídeo crea un espectáculo natural digno de admirar, entretenido y hasta divertido. Es un depredador pero sigue siendo un animal juguetón y hermoso.

¡No dejes de verlo!

Fuente: Tremending Magazine