Una chica que te ama puede soportar muchas cosas con la esperanza de que pronto veas todo el amor que tiene hacia a ti, pero no puedes darla por sentado porque cuando menos lo esperes la habrás perdido para siempre.

La pierdes cada vez que le haces creer que no es digna de ser una prioridad en tu vida. Cuando la haces sentir como una más entre muchas opciones mientras tú representas el centro de su universo. Ella hace lo mejor para ofrecerte todo lo que necesitas pero si no le muestras la misma voluntad, la pierdes.

Si la alejas, si la haces sentir que no es bienvenida, la vas perdiendo, aunque ella intenta cerrar esa brecha que se crea entre ambos. Ella se esfuerza para lograr intimar contigo, para acercarse y mantener la relación saludable pero si no te muestras dispuesto a abrirte a ella, la pierdes.

La vas perdiendo lentamente al hacerla sentir insegura a tu lado. Ella trata desesperadamente de aferrarse a ti pero al no darle tantos incentivos para que se quede, no lo hará. Alimentas sus inseguridades y pones al mínimo su confianza y sentido de autoestima. Así que la haces sentir sola y triste en tu compañía.

Esta chica que te ama es capaz de hacer cualquier sacrificio por ti, pero si no demuestras gratitud y aprecio como lo merece, la empiezas a perder. Sí, la pierdes cada vez que le mientes y traicionas su confianza; la pierdes cuando no le brindas la confianza para decirle las cosas honestamente. La pierdes si la engañas aunque ella sea siempre sincera contigo.

Ella se empieza a alejar cuando le das señales de que no estás listo para comprometerte con la relación, que no quieres compartir un futuro con ella porque ella sí está lista para dejarlo todo. Esa duda de que puedas o no estar el día de mañana en su vida la va a alejar porque no la haces sentir segura. Le rompes el corazón cuando se da cuenta que no puede contar contigo y la pierdes.

La pierdes cuando la amenazas y le das algún ultimátum sobre la relación. Su corazón se quiebra poco a poco y en silencio cuando usas tu amor y afecto como una especie de moneda a cambio. Le destrozas sus sentimientos cada vez que intentas manipularla y abusar del amor que tiene hacia a ti. Su tristeza es profunda cuando finalmente se da cuenta de que solo la estás usando.

La haces sentir como si fuera menos de lo que es, la haces sentir como un objeto para tu propio placer, la tratas como una especie de experimento para ver si te funciona o no y eso la destroza.

La pierdes cada vez que la decepcionas y no haces nada para enmendarlo. La pierdes al romper tus promesas. La pierdes al negarle la sensación de estabilidad, de consistencia. Dejará de confiar en ti aunque sea algo que desea hacer pero la pierdes cuando tú no le demuestras el mismo esfuerzo que ella pone en ti.