Un hombre leal te hace sentir segura de dónde estás parada. Cuando estás al lado de un hombre que te ama y es fiel no hay espacio en tu cabeza para las dudas. Te hace sentir como la mujer más bella del lugar sin importar si hay o no mujeres físicamente más atractivas. No permite que dudes de ti misma y te anima a que te ames más y más porque es consciente que el amor propio es base para una relación sana.

Un hombre fiel y leal no tiene en su teléfono aplicaciones de citas; una vez que se da cuenta que es contigo con quien quiere estar se deshace de esas cosas, de las viejas aventuras y los viejos hábitos de conquista porque sabe que ya no los necesitas. No le interesa estar con nadie más que contigo; no necesita tener a su disposición otras opciones porque tiene fe en que su relación contigo va seguir toda la vida.

Un hombre leal demuestra que no solo le interesa compartir una cama contigo, él valora tus conocimientos e inteligencia; adora tu sentido del humor y esa personalidad sensible que escondes bajo la piel. Anhela pasar su tiempo contigo, compartir experiencias y develar tu alma poco a poco. Para él la mejor y más atrayente intimidad es cuando se descubren el uno al otro tal como son. Te toma de la mano, te abraza y te escucha.

El hombre leal te mantiene en sus pensamientos aun cuando no estás cerca. Te envía mensajes de texto recordándote lo especial que eres y que te extraña. Si está con sus amigos o en una reunión familiar o de trabajo te escribe para recordarte que estás en sus pensamientos. Es atento cada día y no solo cuando están solos en una habitación.

El hombre que te ama y es leal a ti te muestra al mundo sin vergüenza, quiere que todos sepan que son pareja. Te presenta a su familia y amigos con mucho orgullo, te lleva a eventos de trabajo y te presenta muy enamorado a sus compañeros que en realidad ya saben quién eres porque él les ha hablado mucho de ti.

Él siempre está dispuesto a responder las preguntas que tengas sin hacer que la conversación se vuelva incómoda. Él quiere que cualquier duda se disipe, que te sientas segura a su lado. Siempre te habla con la verdad y se mantiene honesto sin importar las consecuencias porque él desea que tú también seas honesta. Tiene mucho respeto por ti y por ello no te ofrece información incompleta.

Un hombre fiel goza de moral, no cree en las malas acciones como las mentiras, el engaño y la manipulación. No lo tolera de nadie y menos los practica él. Cuando escucha a otros hablar tan a la ligera de una infidelidad no lo hace ver bien ni está de acuerdo con sus acciones. Más bien se muestra decepcionado.

Él no tiene nada que esconder, se abre por completo a ti, te muestra todos los rincones de su alma; también te deja ver su lado feo, sus debilidades y defectos porque él no quiere pretender ser alguien que no es. No le importa mostrarse vulnerable contigo, confía ciegamente en ti para abrirse y dejarte ver lo que hay en su interior.

Puedes confiar en él, no te sientes traicionada si llega un poco más tarde de lo normal, no te preocupa porque sabes que no pasaría nada raro. Piensas cualquier cosa menos eso, que había tráfico, que su jefe le pidió un trabajo extra por lo que se demoró más o que perdió la noción del tiempo con sus amigos.

Pero jamás sentirás temor de una infidelidad, no tienes la necesidad de ponerte paranoica porque él ya hizo el trabajo de demostrarte que puedes estar muy segura de él.