Clint Eastwood calló por 60 años. Ahora revela su conmovedora historia


Clint Eastwood es una leyenda del mundo cinematográfico por haber manejado personajes estelares en filmaciones épicas como Gran Torino, Mystic River, Million Dollar Baby, Sin Perdón, y la lista sigue. Este hombre lo tiene todo, es director, actor, productor y hasta compositor de bandas sonoras.

Ha participado en más de 50 películas a lo largo de sus 88 años. Con tantos trofeos y premios, se ha convertido en un símbolo mundial de la industria del cine. En cuanto a su vida personal, Clint Eastwood se ha casado dos veces y tiene siete hijos pero lo que pocos saben es que este icono no le gusta mucho hablar sobre su vida privada. Tanto que no es hasta ahora que se conoce una parte de su historia de vida totalmente desconocida y muy conmovedora.

Eastwood cuenta una historia que puede estar conectada con una de sus películas más famosas, y mantuvo todo en silencio por décadas.

Esta estrella de Hollywood nació en 1930 en San Francisco. Tuvo el apodo de Samson y pesó 5,1 kilos al nacer. Después de estudiar la secundaria se mudó a Seattle donde tuvo un trabajo de salvavidas antes de entrar al ejército de Estados unidos en 1950.

Pocos conocen que Clint, a sus 21 años de edad, fue pasajero del Naval aircraft, una aeronave naval que se estrelló en el Pacífico. Estuvo allí después que le ofrecieran un viaje gratuito desde Seattle a Almeda.

“Hacía viento y nos fuimos hacia Point Reyes, California. Me encontré a mí mismo en el agua y recuerdo que pensé que 21 años era muy poco tiempo, yo quería vivir”.

Pidió ayuda con un radio

Este ícono del cine estuvo a la deriva en el mar durante horas antes de poder llegar a tierra, logró subirse a una roca para pedir ayuda a través de un radio. Es un tipo de experiencia en el que ves pasar tu vida frente a ti y sopesas la idea que no salir con vida.

Este incidente fue importante para él al momento de dirigir la película “Sully: Milagro en el Hudson” con Tom Hanks interpretando el papel principal. La filmación fue un éxito al punto de ser premiada en 2009. La historia de la película se trata del aterrizaje de emergencia de un avión de US Airways en el río Hudson en Nueva York donde consiguieron sobrevivir los 155 pasajeros y la tripulación.

El piloto, Sully, toma una decisión arriesgada en cuestión de un par de segundos cuando aterriza en el agua helada del rio para poder salvar a todos a bordo.

Clint cuenta: “Como viví un incidente parecido al del piloto, yo también hubiera probado aterrizar en el río, en vez de aterrizar donde no era mucho más peligroso. Y claro que Sully conocía esta zona, él tomó la decisión correcta y sabía que alguien los vería”.

“Todos los que pueden controlar sus sentidos cuando las cosas van mal y son capaces de resolver problemas sin pánico son personas superiores. Y esto es lo que crea películas tan interesantes”.

Aunque Sully logró un aterrizaje milagroso en el que se salvaron todas las vidas, fue algo que también impactó a Eastwood debido a lo que ocurrió después, ya que investigaciones cuestionaron el juicio del piloto, de Sully, aun cuando había logrado salvar tantas vidas.

Clint Eastwood sin duda ha logrado construir una carrera profesional increíble e historias como éstas y las que él mismo vivió lo han inspirado para ir más allá de sus límites. Conoce más sobre él en este vídeo: