Nunca será sencillo perder a un ser querido, ya sea un familiar, un buen amigo, una pareja o una muy querida mascota. Es de las experiencias más difíciles que puede atravesar una persona en la vida. Pero como alternativa para mantener vivo el recuerdo, muchas personas mantienen consigo pertenencias de esos seres queridos. Se trata de tener un recordatorio físico cerca como algo hermoso y significativo y que tiene la esencia de alguien que ya no está con nosotros.

Ahora, la compañía Davenport Memorial Glass se especializa en crear diferentes y hermosos recordatorios físicos para que tengas como conmemoración a un ser querido que falleció.

Se encargan de crear piezas hermosas y conmemorativas, infundiendo en ellas una pequeña cantidad de las cenizas de un ser querido que ha sido cremado. El resultado es una impresionante obra de arte en vidrio que siempre tendrás como recordatorio de su memoria. Entre lo más popular que las personas piden son las patas de mascotas que pueden ser tan pequeñas que puedas llevarlo siempre a donde sea que vayas.

En el sitio web de Davenport aseguran lo siguiente:

“Nuestro objetivo es capturar físicamente un momento, crear una especie de suvenir que traiga un recuerdo. Nada se comparará con el tiempo que pasas con tu ser querido, pero esperamos ayudarte a atesorarlo y recordar el precioso tiempo que pasaron juntos.”

Aunque las mascotas son una parte importante de nuestras vidas y las llegamos a amar como si fuera un miembro más de la familia, no existe una costumbre formal para recordarlas. Lo común es que las personas solo entierren a sus amigos peludos. También existen cementerios exclusivos para mascotas, así que las personas pueden optar por enterrarlas o incinerarlas allí y escoger una lápida o estatua, tal como se hace con los humanos.

Pero, ¿qué hacer si no hay cerca un cementerio para mascotas y sientas que quizá un entierro formal es demasiado? Porque es que esa mascota es demasiado especial para ti como para exponerla a eso, ¿cierto? Pues, las piezas conmemorativas de Davenport son una alternativa impresionante para crear algo hermoso y significativo con el que siempre puedas tener cerca a tu mascota querida.

Solo se requiere al menos una cucharada de las cenizas y enviarlas a Davenport por correo postal. Puedes pedir incluso que te hagan un colgante con huella de pata para llevarlo siempre cerca de tu corazón.

Este es un corazón y un colgante de cenizas hecho con los restos una pequeña joven que nació para roquear y traer felicidad al mundo.

Davenport también hace arte en vidrio sin cenizas, crean piezas decorativas con un alto valor estético. El arte del vidrio existe desde hace siglos y esta compañía aplica técnicas clásicas combinadas con métodos modernos para crear obras maestras.

Cameron Davenport, quien es el innovador detrás de la compañía, contó:

“Comencé a soplar vidrio en 2003. Después de muchos años de lucha, finalmente tomé una clase de un artista con el nombre de Phil Siegel. Ahí fue cuando todo cambió. Comencé a enfocarme más en el arte, y menos en la función. Trabajar más duro para hacerlo limpio y uniforme en lugar de solo vendible.”

“Hace unos 10 años perdí a un buen amigo. Me dieron una cucharada pequeña de sus cenizas y las puse en mi estante por varios años. Un día se me ocurrió y decidí convertirlo en una canica. Hubo algunos amigos que pensaron que esto era una buena idea y me pidieron que les hiciera también un vaso conmemorativo. Después de eso fue como una bola de nieve rodando, la idea empezó a crecer.”

Cameron usa una técnica especial para conseguir la infusión de las cenizas en las piezas de arte, pero lo mantiene en secreto; pues trabajó varios años para perfeccionarla.

“Las cenizas ponen mucho estrés en el vidrio mientras se trabaja con él, lo que hace que sea muy difícil trabajarlo. He tenido muchos artistas de vidrio en contacto conmigo que me preguntan cómo lo hago. Estaría dispuesto a dar una clase un día.”

Este trabajo tiene una parte muy triste pues todos los clientes están muy afligidos al momento de solicitar su arte en vidrio conmemorativo. Cameron se toma el tiempo necesario para establecer una conexión personal con cada cliente y a menudo escucha las historias de sus vidas y de lo que sucedió a ese ser querido.

“Una de las partes más difíciles de mi trabajo es escuchar historias sobre S.I.D.S. (Síndrome de muerte infantil súbita). Absolutamente me come por dentro. Recibo un montón de correos electrónicos tristes y con frecuencia necesito tomarme un descanso de la lectura.”

Por supuesto, su labor tiene un lado muy brillante. Su artesanía crea piezas que van más allá del arte, son recuerdos preciados que pueden marcar una gran diferencia en el estado de ánimo de sus clientes.

“Una de mis partes favoritas de mi trabajo son las sonrisas y lágrimas de felicidad que recibo de mis clientes.”

“Les encanta el trabajo que hago para ellos y el significado detrás de él. A medida que avanza cada día, cada vez me siento más agradecido por las personas en mi vida y por el tiempo que paso con ellas. Hacer este tipo de trabajo realmente resalta el amor en mi vida. Espero propagar por muchos más la alegría y el confort a través del vidrio conmemorativo.”