Cuando debes alejarte de ciertos miembros de la familia


Un ser querido es difícil de alejar, especialmente si se trata de un familiar; puede ser algo desafiante y totalmente desgarrador, así que te preguntarás, “¿por qué hacerlo?”. Los vínculos familiares tienden a ser muy fuertes y un simple desacuerdo o diferencia de opinión no es motivo para romper un vínculo familiar de sangre o por elección; incluso un problema mayor tampoco lo sería, porque como habrás escuchado, familia es familia.

Una cualidad característica de un entorno familiar es la paciencia, sin importar qué, pues se supone que son quienes siempre están ahí para sostenerte en cualquier circunstancia sin esperar nada a cambio. Además, no esperas nunca que te hagan daño; sin embargo, así como existen personas destructivas, tóxicas y dañinas en cualquier lugar, tristemente una persona así podría estar entre los miembros de tu familia. Dispuesto a hacerte daño aún cuando está entre ustedes ese vínculo tan poderoso; pero al momento de romper ese vínculo, la herida que se crea puede ser duradera.

Algunas personas tienen una toxicidad tan fuerte que ni siquiera puedes estar cerca de ellas, y es cuando entonces decides seguir adelante sin esa persona presente. Y no debes avergonzarte de ello o sentirte mal al respecto por poner en primer lugar tu bienestar aunque se trate de la familia. Poner en peligro tu tranquilidad afectando tu bienestar físico, mental y emocional por alguien más no debe ser una opción, especialmente cuando ese familiar ni siquiera se ve afectado o se preocupa por la situación como tú.

¿Cómo detectar un miembro tóxico de la familia?

A través de las cinco señales de advertencia siguientes puedes darte cuenta cuando esa persona ha pasado de ser un familiar querido a un ser indeseable para tu propia salud.

1. Juzgan cada decisión que tomas, como cada acción que realizas

Los consejos y las críticas constructivas son bienvenidas cada vez que llegan y en una relación familiar, motiva a que el vínculo se haga más fuerte. Pero si las críticas son repetitivas, humillantes u ofensivas y hasta agresivas, la confianza en uno mismo puede quebrarse eventualmente, por más fuerte que sea esa persona y si no decide alejar a quien lo provoque. Aquellos familiares controladores y críticos en exceso no hacen ningún bien en tu vida; no te sientas mal por alejarlos de ti.

2. Traicionan tu confianza

Es muy usual recurrir a un familiar para plantearle una situación personal, pedir consejos o simplemente compartir temores para recibir apoyo y comprensión. Terminas exponiendo tus mayores vulnerabilidades para sentirte mejor al ser escuchado y recibir de alguna forma asistencia de su parte. Podrías no ser tan afortunado y luego de haberte desahogado, esta persona te traiciona por completo y utiliza aquello que conoce de ti para sacar algún tipo de ventaja o solo decide ventilar tus secretos.

Sin duda, es el punto final de la relación.

3. Demuestran una actitud manipuladora entre comentarios positivos y negativos

Te elogian, luego te atacan, apoyan tus esfuerzos y trabajo, pero luego te insultan y juzgan lo que haces. Se trata de una actitud manipuladora, pretenden tener control sobre ti al acercarte a ellos haciéndote sentir bien, cuando su actitud es insoportable e hiriente y sienten que han perdido el control hacen todo a su alcance para recuperar tu atención y predisposición hacia ellos. Un comportamiento cien por ciento tóxico que podría enfermarte. ¡Aléjalos!

4. Están cerca de ti sólo para recibir algún beneficio

Aquellos familiares que deciden ayudarte solo si reciben algo a cambio. Pueden ser muy sigilosos y acercarse para pedir tu ayuda o consejo en alguna situación pero tan pronto como obtengan lo que buscan ya no hay nada sobre ti que les pueda importar. Si necesitas su apoyo, no los encuentras. Un juego de manipulación que empeora de acuerdo a qué tanto les permitas ganar de ti.

5. Usan una técnica llamada “Iluminación de gas” para intentar desacreditarte

La técnica la emplea una persona al decir que nunca hizo o dijo algo cuando todos a su alrededor y claro, tú, saben que es una mentira. Su objetivo es plantar semillas de duda en tu mente para desencadenar sentimientos de frustración e impotencia e incluso cuestionar tu propia cordura y memoria. Si hay alguien en tu familia que tiene como actividad favorita esta técnica de luz de gas, debes saber que representa una amenaza a tu salud mental. No temas en alejarla de ti, tu bienestar es lo primordial para avanzar y ser soporte a la familia y seres queridos que realmente te aprecian y valoran.

Una relación tóxica familiar no siempre debe acabar en eliminar a la persona por completo de tu vida, siempre se puede optar por otras formas para ayudar a ese miembro tóxico a que sea más tolerable. Y es que no es una tarea fácil el tratar de renunciar a ellos, en especial cuando se trata de los padres; pero si la situación ha llegado al punto de que ya no logras ser feliz, lo mejor es alejarlos de tu vida.

No te olvides de seguirnos en Facebook. Sólo debes dar Like y seguir nuestros contenidos.


Venezolana, de profesión Ingeniera; amante de la literatura, escritora y redactora de contenidos que buscan inspirarte.