Es cierto que una mujer enamorada es más vulnerable, más paciente y es capaz de esforzarse por la relación porque sabe que lo que siente es real y fuerte. Pero una mujer que también es consciente de su autoestima sabe que debe alejarse si sus esfuerzos no son correspondidos y su alma en vez de sentirse bien consigo misma empieza a quebrarse.

Cuando ella se da cuenta que la relación le causa más dolor que felicidad, esa mujer se irá, te abandonará. Y créeme cuando te digo que no va a volver.

No hay duda que una de las cosas más difíciles de hacer para una persona es dejar a alguien que ama; por eso uno se aferra, es paciente, y lo sigue intentando. Pero cuando decides finalmente decir adiós, se te hace lo más fácil del mundo porque cuando lo haces ya estás 100 por ciento segura de hacerlo.

Si llegas a tomar el amor de tu mujer por sentado, prepárate para verla marchar cuando menos lo esperes. Cuando ella se da cuenta que merece algo mejor que tú, no habrá vuelta atrás. Para entonces, ya no habrán palabras que puedas decir ni acciones que tomar para hacer que se quede.

Es que cuando una mujer ya ha hecho todo lo posible para salvar la relación y se da cuenta que no tiene caso todo su esfuerzo, entonces verá que no hay motivos para quedarse. Y se irá.

Si mientras ella está luchando ferozmente por ti se da cuenta que está luchando sola, justo en ese momento ella sabrá que dejarte no es solo una opción que tiene, es la única opción para poder poner en primera instancia su bienestar. Ya pasó mucho tiempo sintiéndose por completo sola. Las relaciones fuertes y saludables solo se mantienen así si ambos están presentes física y mentalmente.

Si ella siente que ya no estás presente, que todo en tu vida es más importante que ella; que ya no puede acudir a ti por apoyo, ella sabe que lo mejor es decir adiós y empezar a velar por sí misma. Esa es su única opción. Porque es que siente que ya no la amas. A ver, ella te ama y por eso se mantiene fiel esperando que le des el mismo amor y le proporciones felicidad.

Una mujer genuina te ama y te cuida si la amas y la cuidas de vuelta. Si no le das el trato que se merece o empiezas a alejarte de ella, entonces ella te va a dejar; ella siente, ella quiere sentir amor profundo de vuelta y tú no se lo das. Así que se irá si siente que no es amada.

Lo más triste de esto, es que tú solo serás capaz de comprender el tesoro valioso que tenías a tu lado solo cuando ya ella se haya marchado. Y te dolerá y hará mella en tu corazón porque ya no podrás hacer nada para que vuelva a ti.

Ella ya dio por terminada esa relación en la que tú la dabas por sentado. Cuando una mujer siente que se esfuerza más en la relación que tú y que no te preocupa trabajar en su amor, entonces la pierdes. Ella sabe lo que vale y está decidida a marcharse de quien sea que no la respete ni valore su esfuerzo.

En el fondo, ella es consciente de que merece algo mucho mejor que tú.

Una mujer que ama comunica sus necesidades, hasta te muestra cómo es que quiere ser amada. Para mantenerla cerca de ti solo tienes que escucharla y atender a esas necesidades.

Si no la escuchas ni la tratas bien en la relación, ella se alejará. Te dirá todas las razones y retomará su camino libre en su vida. Y para cuando te des cuenta de lo mal que actuaste, simplemente será demasiado tarde.