¡Cúrcuma y miel! Juntos son el antibiótico más poderoso, ni los médicos lo pueden explicar


La invención del antibiótico ha sido uno de los avances más importantes en la historia de la humanidad pues hoy en día virus, bacterias y enfermedades infecciosas simples o severas pueden mitigarse fácilmente con un tratamiento de antibióticos pero antes de su existencia la gente moría hasta de gripe.

También hay que agregar que su uso puede ser excesivo por parte de algunas personas que buscan mantener alejado cualquier infección. Es vital entonces contar con el análisis de un profesional y no usar la automedicación en cualquier caso.

Lo que muchos no saben es que también existen antibióticos naturales y entre los más populares destacan la cúrcuma, la miel y el ajo. Por ejemplo, la miel es capaz de combatir infecciones sin producir bacterias resistentes a los antibióticos.

En un estudio publicado en el Diario Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, la miel logró destruir las bacterias o patógenos en los individuos que la probaron. Los investigadores explicaron que puede aplicarse tanto vía tópica como ser ingerida.

El Dr. Dee Carter, líder de la investigación comentó:

“Nuestra investigación es la primera en mostrar claramente que estos productos a base de miel podrían, en muchos casos, reemplazar las cremas antibióticas en heridas y equipos como los catéteres. El uso de la miel como tratamiento intermedio también podría prolongar la vida útil de los antibióticos”.

Otra opción estupenda es la cúrcuma, una maravilla de la naturaleza con múltiples beneficios. Los compuestos que la hacen tan valiosa son los curcuminoides que tienen propiedades antioxidantes, antisépticas, antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas.

Si se combinan estos dos ingredientes se reporta el antibiótico natural  más poderoso que pueda existir. Esta mezcla se usa comúnmente en la medicina ayurvédica y se le conoce como Golden Honey o Miel dorada. Sin duda, su enorme potencial antibiótico la está haciendo popular en la medicina occidental.

Según BenefitsOfHoney:

“La miel es un remedio natural inestimable para una gran cantidad de dolencias y enfermedades como la indigestión, el resfriado, la gripe, el asma, la hipertensión arterial, el alto nivel de azúcar en la sangre, la artritis, la diabetes, las enfermedades cardíacas, la depresión y la ansiedad, la inflamación de heridas y quemaduras, eczema, psoriasis, acné, y envejecimiento (protege el hígado y los riñones)”.

Y por otra parte, TurmericForHealth explica:

“Un estudio ha demostrado que un medicamento ayurvédico que contiene cúrcuma y miel como dos de los ingredientes activos estimuló la producción y la funcionalidad de las células inmunitarias y, por lo tanto, podría mejorar la inmunidad contra las enfermedades.

Combinar la cúrcuma con la miel aumenta su actividad antimicrobiana. Juntos pueden actuar contra una variedad de cepas bacterianas y fúngicas conocidas por causar infecciones en los seres humanos.

La cúrcuma, junto con la miel, puede mejorar la hidratación y la elasticidad de la piel y contribuir a una mejor salud de la piel. La cúrcuma y la miel son útiles en el tratamiento de la mucositis oral que se presenta como una complicación de los tratamientos del cáncer”.

Conoce cómo preparar miel con infusión de cúrcuma

Necesitas:

  • 1 cucharadita de cúrcuma molida (que sea de calidad terapeútica).
  • ¼ de taza de miel cruda.
  • 2 gotas de aceite esencial de limón (opcional).

Solo tienes que mezclar los ingredientes, revolver bien y cubrirla. Almacénala a temperatura ambiente y revuélvela antes de cada uso. Si lo que quieres es combatir una gripe o un resfriado debes tomar media cucharadita varias veces al día.

¿Qué te ha parecido esta información? ¿Ya conocías las bondades de estos ingredientes?