Toda mujer sabe que, aunque tenga una relación estable y bonita, para sentirse completa, no necesita a un hombre. Puede que llegue un momento en el que, si no tiene una relación, le apetezca tenerla pero le resulte casi imposible encontrar a un buen hombre dispuesto a compartir su vida con ella. Si eres una mujer inteligente, divertida, trabajadora y, buena persona, y no encuentras el amor, puede que estés soltera porque eres una mujer extraordinaria.

Belleza vs. Inteligencia

Según un experimento llevado a cabo por la Universidad de Columbia, Nueva York, en el que participaron 500 alumnos a los que se les preparó una sesión de citas rápidas, observaron que para invitar a alguien a salir, tenían en cuenta el atractivo o la inteligencia.

No hubo diferencia entre mujeres y hombres en cuanto a quiénes veían más deseables: a los guapos y listos. Pero sí que había una diferencia y es que, algunas de las mujeres, decidían que podían salir con alguien que no fuera guapo, pero que fuera inteligente, mientras que para los hombres, la inteligencia era algo en contra.

Según Robert Burris, psicólogo evolutivo, cuando un hombre considera que una mujer tiene 6 puntos en cuanto atractivo (nivel promedio), y su inteligencia va de un 2 a un 6, aumentan las probabilidades de que la inviten a salir, mientras que si su inteligencia llega a un 10, las probabilidades de que la inviten a salir, disminuyen.

Mujeres decididas

Para muchos hombres, es positivo que una mujer tenga confianza en sí misma, pero para otros, resulta muy poco atractivo.

Según Melissa J. Williams y Larissa Tiedens, hay una diferencia en cómo ven hombres y mujeres el ser decidido en un ambiente laboral. Está bien visto un hombre que es fuerte y tiene convicción, mientras que una mujer así, resulta agresiva y desagradable.

Según Williams y Tiedens, esto se puede deber a los clichés establecidos por la sociedad, en el que se pide que los hombres sean líderes y las mujeres sumisas. Obviamente, esto no sólo se aplica a la vida laboral, sino también a la vida diaria.

A una mujer independiente y valiente, le cuesta un poco más poder encontrar a un hombre que quiera compartir su vida con ella y la acepte tal cual es, pero obviamente, no es algo imposible. De hecho, una vez que este tipo de mujeres encuentran al hombre adecuado, empiezan una relación provechosa y feliz.