El amor no se suplica: Si dice, pero no hace, ¡SUELTA!


El amor es imprescindible en esta vida. Todo el mundo, quiere amar y sentirse amado y, cuando se consigue, es una de las sensaciones más maravillosas que existen.

El amor es importante, sí. Pero no el amor a cualquier precio. Es por eso que, no debes mendigar el amor de nadie. Si alguien no está interesado en ti, lo mejor es que dejes de ir detrás de esa persona. Si alguien te quiere, sabrá dónde encontrarte en cualquier momento, así que, no busques, permite que te encuentren.

A lo largo de tu vida, tal vez te vas a encontrar con personas que serán importantes para ti, personas a las que les darás mucho valor pero, tal vez a esas personas, tú no les importas. No es fácil entender el por qué, pero en esos casos, aléjate y no mendigues su amor.

El cariño no se suplica

El amor, aparece cuando menos lo esperas, así que deja de buscarlo, sobre todo, en aquellas personas que no te dan una sóla muestra de cariño. No te arrastres ni supliques su cariño pues lo único que vas a conseguir, es hacerte daño a ti mismo. Es cierto que, tal vez, puedas ver en alguna ocasión algo en su actitud que te enternezca y ese, será tu motivo para estar aferrado a esa persona, pero, si lo piensas detenidamente, lo único que estás haciendo es convertirte en su marioneta, y alargar tu sufrimiento, un sufrimiento totalmente innecesario.

No busques, deja que el viento se lleve lo innecesario de tu vida

A todo el mundo le cuesta dejar ir a una persona o una situación por miedo a perder algo, por miedo a quedarse solo. Pero llega un momento en el que, aunque te sientas unido a una persona, su actitud, su falta de sensibilidad hacia ti o el hecho de que no te valore, te acaba cansando. Es por eso, que tienes que aprender a soltar si no quieres acabar con tu salud emocional.

Puede que sientas que si dejas marchar a esa persona, acabarás solo y no tendrás otra oportunidad para construir una vida de ensueño, pero, si no dejas que se marche, te estás maltratando a ti mismo, y estás matando todos tus sueños, proyectos y deseos.

Debes soltar para conseguir lo que deseas, para aprender de tus errores. Suelta y evita que la negatividad se apodere de ti y acabe matando tus ganas de vivir. Suelta, y deja salir toda tu fortaleza porque, aguantar, no significa ser fuerte, tu fortaleza hace su presencia cuando eres capaz de soltar.

Si no te ilumina ni te construye… SUELTA

Si permanece, pero no crece… SUELTA

Si te procura seguridad y así te evita el esfuerzo de desarrollarte… SUELTA

Si no brinda reconocimiento a tus talentos… SUELTA

Si no acaricia tu ser… SUELTA

Si no impulsa tu despegue… SUELTA

Si dice, pero no hace… SUELTA

Si no hay un lugar en su vida para ti… SUELTA

Si intenta cambiarte… SUELTA

Si se impone el `yo´… SUELTA

Si son más los desencuentros que los encuentros… SUELTA

Si simplemente no suma a tu vida… SUELTA

Deja de ir tras esa persona que no te aporta nada, y deja paso a aquellas maravillosas personas que están dispuestas a formar parte de tu vida y que te ayudan a crecer.

¡No busques, permite que te encuentren!