Él descubre una familia de ratones que habitan en su jardín y les construye una aldea en miniatura


Si encontrarse con una gran familia de ratones que se pasean por tu jardín puede parecer mala suerte o simplemente una situación desagradable, ese no fue el caso de Simon Dell. Para él fue una fortuna en verdad, en vez de sacar trampas para ratones buscó herramientas y construyó toda una aldea en miniatura para los pequeños animalitos.

Sin duda, este hombre está en conciliación con la naturaleza. A veces ignoramos la belleza que nos ofrece el mundo y cómo nos devuelve bienestar. Estos ratoncitos estuvieron tan agradecidos con el hombre que le devolvieron el favor dándole material hermoso para su cámara. Posaron sin miedo y sin sonrojarse.

El fotógrafo contó: “Un día salí a tomar fotos de las aves en el jardín y, cuando acabo de cortar el pasto, noté que algo se movía en el suelo. Apunté mi cámara al suelo y me sorprendí tanto como me hizo feliz al ver a un pequeño y lindo ratón de casa levantándose como un suricato en la hierba recién cortada”.

“Al instante supe que él era una estrella y corrí adentro para buscar un par de cacahuetes y dejarlos allí para él. Sentado allí, esperé, era solo cuestión de unos minutos para que volviera por las golosinas.”

“Fue en ese momento que pensé que le daría un pequeño refugio y un lugar seguro para esconderse y alimentarse”.

“Tenía un poco de experiencia tomando fotografías de animales silvestres y ratones, ya que también tenía otro ratón que solía vivir en el cobertizo de mi jardín y que solo salía de noche. Era un ratón de madera y lo llamábamos Stuart”.

Poco a poco el lugar fue creciendo pues el refugio pasó de ser de un solo habitante a albergar toda una familia de ratones. Las siguientes son más fotos impresionantes que logró capturar.

“Decidí construirles un hogar porque quería darles un lugar seguro en el jardín y que no cayeran como presa de los gatos u otros animales. Además, era lo correcto, ya que sentiría que era culpa mía hacer que salieran si se convertían en presas. Siendo un fotógrafo de vida silvestre, quería crear un hábitat de buen aspecto para las fotografías que tomaría”.

“La primera etapa de la pila de troncos fue muy fácil de hacer y solo me tomó alrededor de una hora. Sin embargo, a medida que llegaban más ratones los días siguientes, hice cambios, agregando más habitaciones. El interior de la estructura de la caja tiene 2-3 formas de entrar y salir, por lo que pueden escapar si es necesario. A lo largo de las semanas y los meses, la aldea de la pila de troncos ha ido creciendo constantemente”.

Lo ratoncitos se volvieron excelentes modelos y sus fotos se han hecho muy famosas ahora gracias a Dell y su grandiosa idea de construir toda una aldea en miniatura muy hermosa y acogedora.