La atractiva y romántica Italia nos trae una joya impresionante para volarnos la cabeza del asombro. No hay duda que hay quienes se la ingenian muy bien para crear lugares simplemente increíbles que atraen a las personas mientras les brindan una experiencia sin igual. Italia está llena de mucha cultura e historia, plagada de arte a donde sea que mires en ella. Pero no es todo sobre el país, su geografía también es cautivante.

Está inundada de pueblos pequeños así como de ciudades modernas sin perder los siglos de historias que la forjaron, los paisajes sobrecogedores y personajes legendarios. Italia está en la lista de los diez países más visitados del mundo, su riqueza cultural y visual lo hacen atractivo. Especialmente su costa que ofrece rincones maravillosos en los que puedes disfrutar de vistas extraordinarias y días de lujo y descanso.

La costa italiana es un paraíso y este restaurante italiano lo demuestra

El hotel Grotta Palazzese es uno de los alojamientos más impresionantes del mundo, hospedarte allí es como recibir un servicio para dioses. Este resort de lujo fue construido sobre un acantilado pequeño en la ciudad histórica de Polignamo a mare, un lugar exótico y exquisito que ofrece habitaciones cómodas con vistas inigualables hacia el mar Adriático.

Entre tantas actividades disponibles y experiencias dispuestas por el hotel, el premio mayor se lo lleva su restaurante extraordinario que está ubicado en una cueva natural de piedra caliza. Se trata de un lugar mágico, que parece sacado de un cuento de hadas o de una historia de fantasía creada por los autores más creativos y soñadores.

Si te quedas en este hotel, de ninguna manera puedes perder la oportunidad de disfrutar de una cena en el que el plato especial es el escenario natural que tendrás en frente toda la noche. Mira las fotos impresionantes tomadas de este restaurante, si no puedes estar allí al menos deléitate con un poco de colirio para tus ojos. Podría motivarte a desear estar ahí algún día.

El restaurante está a la intemperie y su vista principal está frente al mar Adriático.

Ofrece unas puestas de sol que te roban el aliento y te hacen experimentar sensaciones magníficas.

No es la primera vez que la cueva se utiliza como sala principal para reunir a las personas. En los años 1700 la nobleza de la región tenía esa gruta para celebrar sus fiestas y banquetes.

Los usuarios del restaurante pueden disfrutar de la más exquisita comida italiana y del mejor marisco de la zona a la luz del impactante paisaje.

El restaurante está encima de un promontorio de 24 metros de altura desde el que es posible ver a la perfección el oleaje del mar.

Si vas en pareja, es un lugar de ensueño para tener la mejor luna de miel o vacaciones románticas planeadas.

Si te ha encantado tanto y planeas conocer este hermoso lugar, toma en cuenta que el restaurante solo abre desde mayo hasta octubre.

Además de la comida deliciosa, el restaurante ofrece una carta de vinos bastante extensa con reservas nacionales e internaciones, todos de la mejor calidad y variedad.

Las horas en la que el sitio está más lleno son a la hora del desayuno y de los aperitivos.

El hotel luce como una fortaleza medieval con 21 habitaciones.

Algunas habitaciones incluyen balcón privado con vistas al mar e incluyen un solárium comunitario.

¿Te gustaría visitar este lugar?

Fuente: boredpanda.com y grottapalazzese.it