Es mejor cambiar de pareja cada cinco años para ser feliz: Psicólogo afirma


Rafael Santandreu, psicólogo y autor del popular libro “Las gafas de la felicidad” sabe que todo lo que pone y sus propuestas en el área de la psicología parecen “un poco macabras” ya que los humanos no estamos diseñados para la monogamia y la raíz de todos nuestros problemas viene precisamente de ese predicamento.

En sus palabras: “Vivimos el amor sentimental como algo antinatural y lo entendemos de una manera aberrante, por eso funciona tan mal”.

De acuerdo con el autor, todas las personas deberían cambiar de pareja cada cinco años. Según él, la monogamia ha funcionado a lo largo de la historia porque el hombre era más poseedor de la mujer, es decir, las relaciones “no eran una vida de pareja” sino “una vida de amo y esclava”.

Su propuesta va más dirigida a la superación femenina en la que afirma que si las relaciones cambian de modelo o salen del estereotipo, entonces las mujeres podrían logran finalmente la libertad sexual:

“Sexualmente estamos muy reprimidos, sobre todo la mujer. Pretendemos vivir con una limitación sexual tremenda. Con este nuevo modelo alejado de la monogamia se solucionarían todos los problemas de celos o de dependencias. La principal causa de suicidio en el mundo es el desamor. ¡El desamor! No es perder el trabajo o tener una enfermedad grave…”

Bajo esta perspectiva nace su modelo de relación amorosa. La idea en sí tiene una corriente interesante que es dejar de pensar en el “felices para siempre”. Lo que su teoría indica es que lo más importante en una relación es el amor y la pasión inicial, pero para tener una vida de pareja saludable hace falta mucho más que esa atracción inicial, lo que viene después es lo primordial.

Más allá de los pros y contras que trae ese modelo de vida de pareja, Santandreu nos recuerda que habría que romper con modelos que no funcionan para todos. Pero podemos suponer que cada pareja madura y consciente puede hacer sus propias reglas para no hacer que su relación se hunda, o que pierda la chispa que los unió en un principio.

También para evitar vivir dentro de relaciones sin amor y hasta abusivas y tóxicas, lo mejor es tomar decisiones a tiempo; alejarse antes de lastimar o asumir un rol de poder uno sobre el otro.

Además, los seres humanos tienden a apegarse demasiado a las personas, lo que les puede hacer difícil pensar en que dejar a su pareja sea una opción viable para ser felices. Nada dura para siempre, pero no creo que tampoco deba el amor sujetarse a no luchar o a dejar de sentir solo con la creencia de que el romance no durará.

¿Tú qué opinas de este modelo de relaciones de pareja?