Escucharon ruido bajo tierra y buscaron hasta que descubrieron algo increíble


Si hay ruido, hay vida. Esta linda familia iba caminando cuando de pronto escuchó ruidos que no sabían de donde provenían. Los niños curiosos pusieron más atención y entre todos llegaron a la conclusión de que el ruido provenía bajo tierra.

No estaban seguros de lo que era, solo que si algo lo estaba haciendo es porque estaba vivo y se trataba de alguna criatura en peligro. Tomaron picos y palas y empezaron a cavar para ver qué era y descartar que se tratase de alguien o algo en riesgo. Los niños son los más ansiosos en descubrir qué hacia aquel ruido.

Con la ayuda de mamá entonces insistieron hasta encontrar una tubería y el sonido fue más nítido, parecían gemidos de sufrimiento. Se armaron aún más con otras herramientas y recurrieron a una cortadora para abrir la tubería, que parecía ser de aguas servidas. Hicieron una abertura y la madre con la ayuda de palancas y los chicos empezaron a jalar para abrir el tubo y sacar lo que había allí.

Pero el material es tan fuerte que apenas consiguen moverla un poco, los niños muy curiosos tratan de ver por la pequeña abertura y empiezan a sacar conclusiones de lo que está allí. Se les escucha decir que es negro o marrón, no están seguros.

La madre toma de nuevo la cortadora y hace otra abertura paralela para hacer especie de una puerta con el espacio suficiente para sacar lo que se haya dentro. Al terminar vuelve a usar las palancas y con mucha fuerza y la ayuda de los niños finalmente logra levantar la tubería y desvela el misterio.

Un pobre animalito peludo y negro estaba metido en ese espacio confinado quizá por cuanto tiempo, sin aire ni alimento y con bastante contaminación. Los chicos quedan enternecidos por el pobre animalito que al escucharlo llorar y sacarlo se dan cuenta que se trata de un corderito muy joven.

Uno de los niños lo sostiene entre sus brazos y todos hacen exclamaciones de lamento e impresión por lo que le había pasado al animalito. Seguramente luego lo llevarían a bañar y verificar que esté sano.

Los corderos son animales muy lindos y amigables, y este que desconocemos como llegó a parar a esa tubería, estaba clamando la ayuda de alguien, y la consiguió. Hasta encontraría una nueva familia que lo adoptara.

Mira el vídeo, es tierno, impresionante y hermoso. Gracias a esta familia linda por hacer todo lo posible por rescatar al pequeño cordero.

Fuente: BuzzVideo en Español


Venezolana, de profesión Ingeniera; amante de la literatura, escritora y redactora de contenidos que buscan inspirarte.