Estudiante construye su propia casa para no gastar en la renta, mide 14 m2 y es sorprendente


Los universitarios en Estados Unidos tienen una deuda constante que empeora su situación.  Entre los gastos de la colegiatura, el alimento y un techo resulta difícil para un estudiante lograr sus objetivos. Además, las universidades en Estados Unidos son famosas por ser muy costosas, así que muchos estudiantes recurren a créditos lo que hace que al momento de graduarse estén en quiebra.

Los estudiantes americanos deben en promedio casi 30.000 dólares o 27.000 euros que deben pagar en los primeros años de carrera profesional con sus ingresos. Eso suponiendo que junto con terminar tengan asegurado un empleo.

Este joven, Joel Weber es un estudiante de 25 años de la Universidad de Texas determinado a no ser uno más del montón, de esos miles de estudiantes endeudados. Por ello se dispuso a construir su propia casa, hermosa, sencilla y pequeña donde podría vivir cómodamente y ahorraría en alquiler por mucho tiempo y pagar así desde cero, y sin ninguna deuda, su matrícula.

Weber compró un remolque muy viejo y deteriorado y lo remodeló él mismo, con sus propias manos, y lo transformó en un lugar sumamente acogedor, hizo de él un “mini-piso” transportable de tan solo 14 metros cuadrados.

Tardó un año en hacer la transformación. Invirtió gran parte de sus ahorros contando también con la ayuda de familiares y la donación de materiales de vecinos y amigos. El resultado fue simplemente genial:

Hizo toda la base y estructura con tablas de madera él mismo.

Así se ve la casa por el exterior, simplemente hermosa y acogedora, y aunque luce muy pequeña, al verla por dentro te das cuenta que tiene todo lo necesario para vivir.

Joel hizo una distribución muy inteligente de los 14 metros cuadrados de su interior.

Lo mejor de su casa, es que puede transportarla a donde él quiera.

¿Qué te ha parecido la idea de este joven?