Estudio afirma que tener una hermana parlanchina tiene efecto antidepresivo. El mejor remedio


¿Amas a tu hermano o hermana? Seguro que sí, en especial cuando pasas horas conversando. Te relajas, ríes como nunca y tu vida se siente mucho mejor.

Un grupo de investigadores llevó a cabo un estudio de la Universidad Brigham Young en Utah, Estados Unidos, con el fin de investigar las dinámicas familiares y el desarrollo de los hijos de acuerdo a las influencias que tuvieron en su infancia. Fue entonces cuando detectaron hechos asombrosos relevantes sobre tener hermanos.

La profesora, Laura Padilla-Walker, fue la líder de la investigación en el que participaron 395 familias con más de un hijo y que al menos uno estuviera entre los 10 y 14 años de edad. Cuando analizaron a esos jóvenes comprobaron que se sentían más protegidos y menos temerosos que los que eran hijos únicos.

Parte de lo que se concluyó en el estudio es que en algunas etapas de desarrollo de una persona es muy importante la influencia de un hermano o hermana, incluso mucho más que la influencia de los padres. Padilla-Walker explicó: “Los niños dan algo que los adultos no pueden entregar”.

También explicó que las cualidades de amabilidad y generosidad se aprenden más de un hermano que de los padres  u otro adulto importante en su vida.

Algo singular que también se determinó es que aunque la presencia tanto de hermanos y hermanas es esencial para las personas, las hermanas tienen un efecto antidepresivo en sus pares. Algo sin duda genial y que seguramente tú, si tienes una hermana, entenderás.

Resulta que las mujeres reflejan mucho mejor sus emociones y su habilidad para comunicarse está mucho más desarrollada y por lo tanto es más fluida y amena. Ellas hablan más y eso incide de forma positiva en el ánimo de sus hermanos y hermanas.

Ya lo sabes entonces, si en algún momento te sientes bien de ánimos y/o triste, siempre puedes acudir a tu querida hermana y usar su poder de curación. Con una conversación larga con ella te podrás reír hasta llorar, pensar, reflexionar; luego tu día terminará mucho mejor de lo que lo comenzaste.

Padill-Walker hace un llamado a todos los padres a fortalecer el vínculo que hay entre hermanos, en especial desde que son muy pequeños.

¿Qué opinas tú? ¿Tú hermana es tu mejor medicina?