Estudio concluye que una copa de vino equivale a una hora de gimnasio


Ya habrás visto algunos artículos académicos que explican los grandes beneficios de ingerir una copa de vino al día; y bien es cierto que es capaz de proveernos de antioxidantes que con el tiempo nos ayudaran a mantenernos más jóvenes.

Pero esta nueva investigación nos trae otro enfoque saludable sobre el consumo correcto de vino. El estudio fue realizado en la Universidad de Alberta, en Canadá; en este se determinó que el vino tinto ayuda a mejorar el funcionamiento del corazón, los músculos y los huesos, haciéndolo un ingrediente importante para potenciar las rutinas de ejercicios diarias.

Todo esto se debe a su contenido en resveratrol que actúa sobre el organismo de la misma forma que lo haría el ejercitarse en un gimnasio. De acuerdo al responsable del estudio, Jason Dyck, “El resveratrol podría ayudar a las poblaciones de pacientes que quieren hacer ejercicio pero son físicamente incapaces y podría simular los beneficios del deporte para ellos”.

Este componente natural se haya también en algunas frutas, en las nueces, el chocolate negro y claro, en el vino tinto. Mejora el rendimiento físico al reforzar los músculos y el sistema cardiovascular tal como si estuvieras ejercitándote.

Según el grupo de investigación, el resveratrol también ayuda a combatir el sobrepeso, actúa como un antioxidante muy potente, mejora la circulación sanguínea disminuyendo la posibilidad de formación de coágulos y fortalece los huesos. Ahora están considerando la implementación de una píldora para personas que no pueden hacer ejercicio físico y así ganar los beneficios saludables como si lo hicieran.

Dyck comentó: “Estábamos emocionados cuando vimos que los resultados que mostró el resveratrol eran similares a los que se verían después de un entrenamiento físico extenso. Inmediatamente vimos el potencial para esto y pensamos en que encontramos como obtener un ‘mejor rendimiento del ejercicio’ en una pastilla”.

El vino brinda grandes beneficios para la salud

Estudios anteriores a este también han demostrado otros beneficios del vino sobre la salud. Por ejemplo, la Universidad de Harvard desarrolló por 13 años una investigación en la que se determinó que ingerir dos copas de vino al día reducía el riesgo de obesidad hasta en un 70%.

Otra investigación en la Universidad de Cambridge indicó que alimentos ricos en flavonoides como es el vino, son capaces de combatir la disfunción eréctil en los hombres mayores.

Y es que adicionalmente, el vino es antibacteriano y antigraso, protege contra quemaduras solares, mejora la memoria, retrasa el envejecimiento y reduce el riesgo de cáncer de colon.

Dyck también explicó que ingerir vino tampoco es un sustituto de hacer ejercicios a diario o de asistir al gimnasio para trabajar músculos y hacer cardio. No, el componente resveratrol contenido en el vino provee de los beneficios saludables que brinda una rutina de ejercicios, esto es especial para personas incapacitadas físicamente.

¿Y tú ya tomas tu copa de vino para reforzar tu salud?