Si accedes a internet en búsqueda de historias increíbles de perros que han salvado a sus dueños de personas malvadas, podrás encontrar muchísimas. Y cómo no ibas a encontrar tantas si estas mascotas adorables no solo nos brindan un amor incondicional y nos alegran la vida, también nos protegen de toda influencia negativa. Ellos, los perros, saben mucho más de lo que imaginamos.

¿Es cierto entonces eso que en las noticias y anécdotas nos cuentan? ¿Los perros pueden sentir a las personas malas? Bueno, la respuesta más certera es sí, solo que hasta cierto punto. Diversos estudios realizados por investigadores demuestran que los perros son capaces de detectar a las personas que no son amables con sus propios dueños y no pueden evitar sentir rencor hacia ellas. Así que cada vez que esas personas están presentes, ellos tienden a actuar de forma agresiva.

En uno de esos estudios, los perros con los que trabajaron para demostrar esa idea se comportaron reacios a recibir comida de alguien que se negó a ayudar a su dueño a abrir un contenedor. Así de simple. Ellos son tan en extremo leales que pueden actuar así. Sin embargo, una cosa es que los perros sientan rabia hacia alguien que ya actuó de mala forma contra su humano favorito, pero ¿cómo sería su reacción cuando no les agrada alguien que acaban de conocer?

Pues sí, sí es posible y existen varias explicaciones para ello. Lo primero es que los perros tienen un sentido muy agudo del olfato, así que son capaces de detectar incluso cambios químicos en las feromonas que expulsan las personas. Y eso para ellos es una señal de que esa persona tiene malas intenciones. El sentido del olfato de los perros es tan excepcional que son entrenados para detectar el azúcar en la sangre, bombas, sustancias químicas y estupefacientes, e incluso el cáncer.

Así que no es sorpresa que un perro pueda comprender fácilmente los cambios químicos del cuerpo humano y saber cuándo una persona es malvada.

Si alguien tiene de pronto un comportamiento agresivo, la química del cerebro cambia de forma que un perro es capaz de percibirlo con su olfato. Esto le envía directamente una señal ante una amenaza potencial hasta antes de que su humano se dé cuenta. Sin embargo, hay excepciones en que un perro no podría percibirlos. Los psicópatas no experimentan tantas emociones, de hecho, muy poca o ninguna. Así que su cerebro no juega un papel en los cambios químicos, entonces el perro no sería capaz de saber nada.

Otra teoría sobre cómo los perros perciben que una persona es mala es que esta mascota está tan conectada con su dueño que puede percibir la incertidumbre o la ansiedad que desarrollan frente a otra persona. Eso los hace reflexionar de que algo está mal o que la persona que lo acompaña intenta hacerle daño.

Una tercera teoría es que los perros al igual que los humanos tienes un sexto sentido de hipersensibilidad ante situaciones peligrosas o muy emocionales. Lo que pasa es que los humanos prefieren ignorar sus instintos mientras que los perros jamás los ignorarían, ellos son todo intuición ante el peligro.

La conclusión a todo esto es que si a tu perro no le agrada alguien y lo demuestra con un comportamiento un tanto agresivo ante esa persona, lo mejor es que no confíes en esa persona. ¿Esto te ha pasado? ¿Tu perro te ha advertido de malas personas?