Frases de amor que debes repetirle a tus hijos todas las veces que puedas


En el crecimiento de tu hijo es sumamente importante escuchar palabras de amor. El afecto le brindará un soporte vital necesario para una formación excelente. Una pequeña frase o una sola palabra pueden hacer una gran diferencia entre el bien y el mal.

Al ser dichas se convierten en caricias, con esas palabras de amor llenas su corazón, los alimentas de coraje y determinación pues se sienten capaces de hacer cualquier cosa. Aumentas su seguridad y los vuelves imparables para diseñar, construir y hacer realidad todas sus metas.

Una madre y su hijo tienen un lazo muy fuerte a lo largo de su vida. La comunicación entre ambos es vital para trascender y crear un vínculo energético en el que se sienten el uno al otro. Si refuerzas el vínculo con frases de aliento y amor creas una burbuja en la que no hay temor a expresar lo que se siente.

Repite a tus hijos las siguientes frases de amor todos los días:

Te amo

Sentirse amado le da a tu pequeño la seguridad de contar contigo. Sabrá que siempre estarás para darle cariño y ser su apoyo. Y no, nunca es demasiado, tómate el tiempo y demuéstrale tu amor con esta pequeña pero poderosa frase. Agregando abrazos, mimos y besos.

Me haces la persona más feliz del mundo

Sin importar la circunstancia, ya sea que te quedes embelesada observando a tu hijo bailar o recitar una poesía, decir algo con elocuencia o hacer cualquier monería, dile la frase si fluye de tu corazón. Es hermoso que ellos sepan cuánto te hace sentir su existencia, que no sientan jamás que no deberían estar donde están. Y sin duda, verlo sonreír llena tus días de felicidad.

Agradezco que estés cada día a mi lado

Agradecer es una virtud que no cualquiera entiende, recuérdale a tus hijos lo afortunada que eres de tenerlos en tu vida, de que ellos te hayan elegido como madre. Rememora como te hizo feliz saber que venía en camino y lo agradecida que estabas al sentir su corazoncito latir por primera vez.

Amo el tiempo que comparto contigo

No le prometas nunca a tu pequeño que estarás con él y luego no hacerlo, las acciones influyen increíblemente en la formación de tu hijo. Date el tiempo de jugar, charlar y divertirse juntos; ese tiempo es sinónimo de calidad de vida, ambos se ayudan y crean un ambiente de complicidad.

Eres un ser maravilloso y especial

Expone de vez en cuando sus virtudes, todo lo bueno que tiene, recalca siempre sus habilidades y no sus fallas. Apóyalo en todo lo que sueña, sus proyectos,desde el más pequeño al más grande, y si algo no sale como lo esperaba entonces recuérdale lo maravilloso que es y que el esfuerzo es parte de conseguir lo que quiere. Recuérdale todo lo valioso que tiene para lograr lo que se proponga.

Confío en ti

La confianza le brinda seguridad y positivismo en todo lo que haga. Si le demuestras que confías, él también confiará en sí mismo haciéndose indestructible. “Creer es crear”.

Me siento orgullosa de ti

Reconocer sus logros, cada avance, cada paso, cada aprendizaje, fortalece su sistema de seguridad en sí mismo. Con ello no solo lo motivas a sentirse bien con su trabajo y con quien es sino que le das la confianza para lograr todo lo que quiera.

¿Ya le dices estas frases a tus hijos? Dinos si usas otra y cuál es.