Gato negro hace sonidos raros en monitor del bebé, mamá va a revisar y corre al teléfono


Más allá de lo que se cree, los gatos son tan sensoriales como cualquier otro animal. Pueden percibir cuando algo no está bien y podría decirse que es parte de sus defensas naturales, y como toda mascota que recibe mucho amor y cuidado, ellos también desarrollan amor por las personas que cuidan de ellos.

Ahora bien, cuidar de un bebé es una tarea que no siempre se logra con éxito por más amor y atención que ponga su familia, pues los niños, en especial los más pequeños son propensos a presentar muchos tipos de condiciones y ataques que no siempre se notan y lo peor es que no pueden comunicar cuán mal están. Así que, muchas veces, aunque triste, las cosas no salen como uno espera.

Roy y Bernita Rogers de Kansas City en Missouri, Estados Unidos siempre hablaron y plantearon la idea de tener una gran familia. Pero cada vez que intentaron tener un bebé, las cosas no salieron de la mejor manera.

Un par de años después y tres nacimientos prematuros que tristemente perdieron, y a pesar de estar devastados, no perdieron la esperanza. Para llenar un poco ese vacío que sentían al no poder tener hijos, Bernita optó por adoptar a un gatito, ese animal que pudiera amar y que la ayudara a centrar sus preocupaciones.

Midnight, fue el nombre que le dieron a este gatito negro hermoso que muy rápido se convirtió en un miembro importante de la familia y marcó el inicio de algo maravilloso. Pues tal vez dejar de pensar en no poder tener hijos o preocuparse demasiado por su situación, ella se enfocó en amar y dejar ser amada por esta mascota. Así que poco después de la llegada de Midnight, Bernita supo que estaba embarazada y todo fue un éxito, dio a luz a una niña hermosa.

La pequeña recibió el nombre de Stacey quien junto a Midnight se hicieron muy buenos amigos y el gato se convirtió en su fiel protector. Resulta que en cierto momento, la bebé mostraba señales de malestar y la llevaron al médico; este les aseguró que solo se trataba de un resfriado y no había de qué preocuparse.

Al volver a casa, Roy y Bernita acostaron a la bebé con el monitor cerca por si se sentía mal y lloraba. Al estar enfermita, Midnight no se separó de ella. Poco después, empezaron a escuchar gritos de lo más extraños por el monitor. Bernita comentó que era como un grito o chillido, lo suficientemente aterrador para que saltara de la silla en la que estaba y corriera a ver qué era.

Ambos padres llegaron a la habitación de su hija y vieron que Stacey estaba luchando por respirar. Una escena muy difícil de ver.

Su carita se empezaba a poner azul y la llevaron a emergencias inmediatamente donde les explicaron que la niña había sufrido una insuficiencia respiratoria total. Con tratamiento empezó a recuperarse pero si hubiesen tardado un poco más en llevarla a urgencias habría sido una situación desagradable.

Midnight supo que algo estaba mal y al ver que nadie iba a hacer algo empezó a hacer esos ruidos desgarradores para que lo escucharan y alguien fuera al cuarto de la pequeña. Todos los gatos son asombrosos y muchas veces se subestiman sus habilidades e inteligencia y hasta huyen de ellos por su color como el de Midnight. Él es un héroe y merece ese reconocimiento.

Los animales perciben cosas que las personas no pueden.

¿Qué opinas de la hazaña de este hermoso gatito?