Graban sin que se dé cuenta a entrenador mientras hace cola de caballo a niña, mamá ve el vídeo y se pronuncia


Los maestros, esos humanos dedicados a enseñar, a motivar, a dejar su vida pasar por estar con sus niños, son personas grandiosas; claro, siempre que tengan la vocación, la paciencia y la pasión para cumplir con su trabajo. Pero es que para un maestro su labor no es un simple puesto de trabajo, es una forma de vida. Además de educar, son modelos a seguir, son consejeros y personas de confianza en dificultades.

Los maestros muchas veces demuestran su disposición de trascender en sus tareas para conseguir ayudar a los niños a formarse, a ser pensantes independientes y más.

Jonathan Oliver es un profesor de deporte en la Escuela Básica WG Nunn, en Estados Unidos, que recibió un reconocimiento bien merecido por su enorme dedicación con los pequeños de la escuela. Y es que con solo verlo se es testigo de pequeños actos de bondad cuando trabaja con ellos, por ejemplo en esta ocasión que fue grabado mientras dirigía un partido de baloncesto.

Kristen Paulk, estudiante de jardín de infancia participaba en el equipo de baloncesto de Oliver y como el cabello de la pequeña iba de un lado a otro y no le permitía jugar, le pidió a su maestro que le hiciera una cola de caballo.

Inmediatamente, él se arrodilló para quedar a su altura y con sus grandes manos le recogió el cabello hasta tener una cola que le mantuviera el pelo en su lugar. Sin saberlo alguien tuvo la idea de capturar el momento grabándolo.

Esta persona fue Kandice Anderson, otra maestra de la escuela. Al ver lo que el hombre hacía sin dudar ella empezó a filmar, era una buena acción de su parte. Por supuesto, luego publicó el vídeo en YouTube como muestra de la bondad, el empeño y el trabajo de un maestro. Oliver recibió mucho respaldo y atención pública.

El título del vídeo era: “Cuando tu trabajo va más allá de entrenar”. Él se sorprendió al saber que había impresionado a muchas personas puesto que en sus propias palabras “era simplemente una cola de caballo”. Sin embargo, para el público era una muestra de su compromiso como educador, del amor que les tiene a sus alumnos.

El video ganó tanta popularidad que el famoso programa Good Mirning America cubrió lo que hizo y la madre de Kristen estuvo allí para darle las gracias públicamente al maestro de su hija. Oliver sin darle mucha importancia, pues prácticamente hacia mucho más cada día en la escuela, le dijo que estaba feliz de ayudar y que cuando su esposa estaba ocupada, él era el que acomodaba el cabello de su hija.

Mira el vídeo de este noble maestro recogiendo el cabello a su alumna en medio del partido de básquet:

¿No crees que todos los educadores deberían ser así de dedicados?