Esta semana el planeta Júpiter de nuestro sistema solar estará lo más cerca posible de la Tierra en su ciclo orbital que será a 398 millones de millas de distancia. Al hacer una comparación con esa cercanía del año pasado, en esta ocasión, Júpiter estará 11 millones de millas más cerca y estará bastante iluminada en la víspera del lunes 10 de junio.

Para todos los amantes del espacio, el universo y la astronomía, la NASA ha dado una grata sorpresa, esta semana solo tienen que mirar hacia arriba para encontrarse con todo un espectáculo. El planeta más grande del sistema solar será claramente visible el 10 de junio y para lograr ver sus lunas, las cuatro más grandes, solo necesitas de un par de binoculares.

La NASA explicó que el gigante de gas llega ese día a su punto más visible y brillante y lo podrás apreciar toda la noche. Esta ocurrencia anual se presenta cuando Júpiter, la Tierra y el sol se alinean en una recta perfecta con la Tierra entre ambos. Por nada del mundo puedes olvidarte de ver ese escenario con tus propios ojos. Será el momento perfecto para ver a Júpiter y sus lunas lo más cercanas posible a la Tierra.

Es cierto que en algunas ciudades el planeta más grande de nuestro sistema solar es fácilmente visible pero para poder ver toda su forma, la NASA sugiere el uso de binoculares o telescopios pequeños. Pero en esta oportunidad te ahorrarás teniendo que adquirir esos artefactos porque Júpiter no solo se mostrará engalanado ante tus ojos sino que también podrás ver las cuatro lunas más grandes que lo rodean. Y hasta podrías apreciar las nubes con bandas que rodean el planeta.

Con esta proximidad impresionante, puedes apreciar mejor los detalles atmosféricos y las lunas de Júpiter con binoculares o un telescopio. Y si quieres ver bien la gran mancha roja de Júpiter necesitas un telescopio más grande.

Cinco días después de eso, Júpiter protagonizará otro espectáculo, pero esta vez en cielo nocturno. Al caer el sol el 15 de junio podrás observar hacia la luna, al lado sureste del cielo ya que estará en una impactante formación triangular junto con Júpiter y Antares que es una estrella en la constelación de Escorpio. El 16 de junio podrás seguir viendo este triángulo, solo que esta vez la luna estará al otro lado de Júpiter.

Si te alejas de las luces de la ciudad podrás observar mejor el evento, además, debes darle tiempo a tus ojos para adaptarse a la oscuridad y apreciar mejor lo que verás en el cielo, así que guarda tu teléfono y disfruta; aunque antes de apagarlo, asegúrate de haber investigado bien la ubicación de Júpiter para que no te lo pierdas.

Es una oportunidad única para ver más de cerca una parte de lo impresionante que es el universo sin tener aparatos costosos o profesionales.