La ciencia confirma: 7 hobbies que te harán ser una persona más inteligente


A lo largo de los siglos, el ser humano ha creído que el talento, solo puede ser un regalo de Dios. Pensaban que todo el mundo nacía con cierto CI, y eso era todo. Hoy, se puede calcular incluso el CI de los animales.

La ciencia ha revelado que se puede afinar la inteligencia y aumentar la capacidad. Absorber nuevas habilidades ayuda al cerebro a construir las vías neuronales que benefician su funcionamiento.

Hemos reunido 7 hobbies, probados por la ciencia, que incrementan tu CI:

Tocar un instrumento musical. Un estudio sugiere que tocar regularmente un instrumento cambia la forma y el poder del cerebro y se puede usar en terapia para mejorar las habilidades cognitivas.

Esta es la más importante de todas las actividades, ya que tiene el mayor efecto. Incrementa tu imaginación, tu poder de observación, comunicación, matemáticas, etc.

Mucha gente asegura que participar en deportes de equipo tiene mucho efecto en el cerebro. Sin embargo, el área particular en la que este hobby sobrepasa a todos los demás, es en que proporciona fortaleza al corpus callosum que forma un vínculo entre los dos hemisferios del cerebro.

Esto beneficia el poder de memorización, las funciones del cerebro, la habilidad de ejecución, etc.

Leer cualquier cosa. No es accidental que aquellos individuos que son altamente exitosos lean ficción. Y un estudio muestra que no lo hacen solo por diversión.

Leer es terapeútico en más de una forma. Sea cual sea el libro, el efecto es el mismo. Ayuda a calmar los nervios y a relajarte. Esta actividad suma a los tres tipos de inteligencia: cristalizada, fluida y emocional.

Ayuda a enlazar información, a resolver problemas, sobrellevar mejor los problemas, reconocer patrones, entender al ser humano, etc. En el mundo de los negocios, ayuda a tener mejores habilidades como RRHH.

Hacer ejercicio regularmente. Se realizó una revisión de los estudios que evaluaron los efectos de los episodios agudos de actividad física en el rendimiento cognitivo de los adultos.

No puedes hacer 20 abdominales una vez en tres meses y esperar que de resultado. No. La clave es hacerlo regularmente. No tienes que tener una sesión extrema de ejercicio cada día. Hazlo aunque solo sean 15 minutos.

Cargas las células con BDNF, mejorando la memoria, la concentración, y la comprensión.

Es importante que recuerdes que si permaneces sentado por mucho tiempo, te haces más mal que bien.

Aprender un idioma nuevo. En lugar de pasar el día haciendo crucigramas, aprende un nuevo idioma. Los estudios aseguran que los que hablan más de un idioma están mejor dispuestos para hacer frente a los problemas.

Esto ajusta tu cerebro y hace que tu memoria sea más nítida. Incluso tu habilidad de organización se verá positivamente afectada.

También ayuda a tu currículum de forma significativa. Muchos trabajos requieren que sepas un idioma además de tu lengua materna. Así que es una situación muy beneficiosa.

Prueba tu aprendizaje acumulativo. Mucha gente está familiarizada con el concepto de memorizar un sinfín de páginas antes de un examen. A menudo, se olvida esta información muy pronto porque en realidad, no se necesita.

Cuando te empapas con un nuevo idioma, tu inteligencia se dispara porque requiere un aprendizaje acumulativo. Aprendes palabras, puntuación, sintaxis, y tienes que repetirlo una y otra vez para retener la información.

Si usas esta técnica en tu vida diaria, te ayudará significativamente. Lleva una libreta contigo y anota las cosas importantes, y lee estos fragmentos en tu tiempo libre.

Trabaja tu mente. Cualquier cosa que ejercite tu mente: juegos de misterio, crucigramas, encrucijadas, acertijos, etc., incrementan la neuroplasticidad.

En pocas palabras, permite al cerebro organizarse mejor.

Si las células nerviosas difieren en su respuesta, el horizonte mental se expande. Esto ayuda a ver la relación causal de las emociones y afila las habilidades cognitivas significativamente.

La neuroplasticidad, implicada en trastornos como el tinnitus, puede incluso ayudar a combatir algunas condiciones como el estrés y la depresión.

Meditar. El Wall Street Journal publicó “Proceedings of the National Academy of Sciences“, que hablaba de cuando el científico Richard Davidson dirigió un experimento con el Dalai Lama y sus compañeros monjes. Él quería comprobar si ciertas ondas mentales se podían producir a demanda. Mientras meditaban, cuando se pidió que se concentraran en la compasión, Davidson los encontró a todos en un profundo estado compasivo.

El mayor impacto de la meditación está en manipular tus emociones. Puedes ayudar al cerebro a reconectarse, y poner cualquier sentimiento en acción, cuando lo necesites. Te hace ser un ser humano más fuerte.

Ya ves cómo todos estos hobbies afectan tu cerebro, así que puedes usarlos sabiamente para convertirte en una mejor y más efectiva versión de ti mismo.