La ciencia lo confirma: casarse con un hombre feo te hace más feliz y el matrimonio dura más


El secreto de un matrimonio feliz y duradero, más allá de la buena actitud y comportamiento de ambos, es que el hombre no sea tan afortunado físicamente. ¿La razón? Expertos hicieron un estudio que afirma que la razón es porque la mujer se siente mucho más confiada y relajada con un hombre feo.

Se ha verificado además, que los hombres poco atractivos tienden a ser mucho más cariñosos con sus parejas pues las valoran mucho, especialmente cuando la mujer es mucho más atractiva.

Seguramente en tu círculo social hay una o unas cuantas parejas de este tipo que llevan una vida de pareja muy buena. Los ves y captas inmediatamente el amor y respeto que se tienen, son encantadores, viven felices. Si te preguntabas cómo lo hacían, pues he aquí la respuesta. Es que él es más feo que ella. Sí, y no se trata de una información cualquiera, un estudio avala la felicidad de pareja cuando el hombre es menos atractivo que la mujer.

Tania Reynolds, estudiante de doctorado y la Psicóloga Andrea Meltzer se centraron en evaluar 113 parejas recién casadas. El resultado fue que las parejas donde los hombres eran menos agraciados físicamente lograron rendir mucho más. También analizaron otros factores como hábitos alimenticios y rutinas diarias.

Las mujeres que se casaron con un hombre muy atractivo vivían más estresadas, en constante dieta e idas y venidas al gimnasio; querían mantener un cuerpo perfecto para que su esposo no las abandonase. Las chicas con hombres más apuestos estaban más preocupadas por su apariencia que por sentirse felices en la relación.

A diferencia de las mujeres con esposos menos atractivos que aunque hicieran dieta y fueran al gimnasio, no lo hacían por preocupación; y la mayoría ni siquiera se sometía a esas prácticas ya que se sentían seguras con hombres que insistían en que eran hermosas tal como estaban.

Por lo tanto, si no te consideras muy atractivo, seguro eres el más esperado por alguna chica muy linda. Y si eres una mujer muy selectiva y vives en constante estrés por lucir bien siempre para tu esposo, tal vez sea tiempo de entender que una relación debe brindarte mucho más, y la tranquilidad emocional es lo más importante; tal vez debas intentarlo con alguien menos atractivo y ver cómo resulta.