La ciencia lo confirma: El ego masculino frágil es amenazado por mujeres inteligentes


Todos hemos sido testigos en algún momento de como los hombres, generalizando, prefieren tener a su lado mujeres frágiles, femeninas y muy blandas. Puedes negarlo si quieres pero es bien conocido que la mayoría de hombres prefiere elegir una mujer sensible y bonita en lugar de una mujer fuerte y que elija ser alfa cada día.

Y es algo que se ha visto desde los tiempos prehistóricos. Está arraigado en su ADN desde el principio de los tiempos pues tiene mucho que ver con la procreación y el propósito mismo de la existencia. Pero, a pesar de que los códigos genéticos han hecho actuar al hombre de tal manera, la pregunta sigue siendo…

¿Los hombres se sienten mayormente atraídos por mujeres débiles y femeninas porque están genéticamente predispuestos a mostrarse como el género más fuerte o será más bien porque se sienten amenazados por mujeres poderosas y más inteligentes que ellos?

Pues, la ciencia está aquí para darnos la respuesta a esta incógnita. En muchos estudios se ha llegado a la conclusión de que la cantidad de hombres dispuestos a salir con una mujer inteligente e influyente es mucho más pequeña de lo que nos gustaría creer. Y en realidad, es decepcionante.

Uno de estos estudios realizado por investigadores de la Universidad de Buffalo, la Universidad de Texas y la Universidad Luterana de California tomó una parte de la población masculina para preguntarles si se sentían cómodos saliendo con una mujer que fuera más inteligente que ellos. El 90 por ciento de ellos respondió que sí, lo cual fue impresionante, pero ese porcentaje solo se mantuvo hasta que tuvieron en frente a estas mujeres poderosas. Instantáneamente dejaron de tener interés por ellas.

La conclusión es que los hombres parecen genuinamente atraídos por mujeres independientes, fuertes e ideales concretos y que hasta sean más competentes que ellos en ciertas áreas, pero solo a la distancia. Cuando se trata de estar cerca y establecer una conexión, todo parece indicar que los hombres prefieren estar con mujeres que no sean más astutas que ellos.

En otro estudio con dirección similar se revelaron los mismos datos, aunque también se obtuvo información sobre el porqué de esta preferencia. En estas pruebas se anexó un cuestionario a los participantes masculinos donde debían analizar y describir a detalle cómo estaría su sentido de masculinidad en una situación que fueran burlados o superados por una mujer y que además esta fuera su pareja.

Se concluyó entonces que cuando se hacía una evaluación a la distancia, los hombres inevitablemente veían mucho potencial de pareja en una mujer fuerte. Pero los resultados fueron diferentes cuando se establecía la posibilidad de que ocurriera, de que fueran pareja y se sintieran superados por ellas.

Finalmente creemos que esto no se trata de genética, se trata de un estereotipo amenazado. Desde la antigüedad, socialmente, el hombre es quien lleva la batuta en una familia y la mujer solo debe existir para servirle. Pero a medida que las masas se organizan y las creencias pasadas se disuelven, somos testigos de grandes cambios en nuestra sociedad. Por lo tanto, una mujer ingeniosa es un peligro para el ego masculino y como resultado, hacen lo posible para evitarlas.

¡Oye! Que seas una mujer inteligente y poderosa no significa que algo esté mal contigo y que jamás encontrarás a un hombre que te ame y te valore como tal. Todas las personas somos diferentes así como no todos los hombres piensan y actúan de la misma forma.

No hay nada de malo en perseguir tus sueños, en tener ambiciones y trabajar duro tú misma por lo que quieres y mereces. Solo que algunos encuentran esto amenazante, pero siempre habrá quien esté dispuesto a apoyarte y a aceptar todo de ti porque eres maravillosa.

Si algo está afectando tus sentimientos y emociones y necesitas consultar con alguien tus decisiones, te invito a acceder a Foro Mujer Amor y contar lo que estás atravesando para encontrar las respuestas que pueden calmar a tu corazón agitado y a tu mente preocupada.

Redactado por Osmary Morales