La fuerza de esta abuelita emociona e inspira a todos en el parque y el vídeo se viraliza


Es normal que los músculos y los huesos se debiliten con la edad, pero siempre habrá factores que ayuden a preservar la fuerza y la vitalidad del organismo hasta ya bastante avanzada edad. Factores como alimentación, ejercicio físico continuo y felicidad. Esta abuelita seguramente le va muy bien con estos factores.

Le gusta tanto la actividad física, la resistencia y los ejercicios de fuerza que ella llega sola a este parque a admirar a los chicos más jóvenes ejercitarse, pero no porque le agrade su apariencia, sino porque ella quiere participar también.

Esta abuelita debe tener en su organismo un exitoso cúmulo de nutrientes entre vitaminas y minerales que le permiten conservar la energía, el ímpetu y la fuerza para lograr resistir por tanto tiempo en un aparato que pone a prueba la fatiga muscular.

En el vídeo ves cómo la mujer, que va a la tienda o vuelve a casa con las compras y como seguramente siempre hará, pasa por un parque en el que siempre hay jóvenes trabajando sus músculos. Posiblemente recordando rutinas que antes fácilmente lograba hacer y de tanto ver a la mujer observándolos, los chicos hablaron con ella. Al saber su historia ellos claro la incentivaron a mostrar algo de su fortaleza muscular.

La mujer emocionada toma su carrito de compras para ponerlo bajo el aparato como apoyo ya que ella es muy pequeña, y por lo visto prefiere no recibir ayuda. Pone sus manos en la primera barra del aparato y entonces sucede lo increíble. Sus brazos sostienen todo su cuerpo y empieza a desplazarse de barra en barra pasando una mano y luego otra.

Creerías que al llegar al final pues ya se acababa el set de ejercicio de la mujer pero, ¡no! Sin dejar de aferrarse a las barras metálicas, ella se da la vuelta y se regresa. ¡Increíble! Ah pero espera, que aún no termina, vuelve a girar y desplazarse hasta el final y luego lo vuelve a hacer, ¡cuánta resistencia la de esta abuelita! Es asombroso de ver.

Ya al final del camino usa de nuevo su carrito de compras para apoyarse y bajarse hasta el suelo. Los jóvenes que la observan todos tienen un teléfono inteligente en sus manos grabando la increíble escena.

Mira el vídeo y asómbrate como estos chicos. Esta abuelita nos inspira, ser mayor no es sinónimo de debilidad sino de fortaleza espiritual y arduo trabajo. ¿Qué opinas tú?

Fuente: Manta-Online


Venezolana, de profesión Ingeniera; amante de la literatura, escritora y redactora de contenidos que buscan inspirarte.