Ya sabemos que por más experiencias que tengamos siempre puede haber una relación peor que otra. Pero qué aspectos hacen que una relación sea tan desagradable. Pues en un principio esas cosas pueden parecer simples y controlables, pero cuando se les da paso o se permite que ciertas cosas sigan sucediendo las consecuencias pueden ser terribles.

De una relación dañina puede salir una persona herida física y emocionalmente. No permitas que una relación llegue tan lejos si notas varios de los siguientes aspectos en ella que son indicativos de que la relación será horrible.

Nunca salgas con una persona que te esconde su teléfono.

No es que debas estar todo el tiempo revisando qué hay y qué no hay en su teléfono, la confianza es base para toda relación; pero el hecho de que te lo oculte a propósito es un indicativo de que tiene secretos allí guardados que no quiere que sepas.

Nunca te quedes con alguien que te haga dudar de tu amor propio.

Si alguien te hace sentir que no eres lo suficientemente buena, te hace sentir tonta o que tus opiniones no importan porque tu vida no es digna, lo mejor es salir de esa relación cuanto antes. Puede convertirse en un pozo muy profundo de frustración e infelicidad.

No sigas una relación en la que atrapaste a tu contraparte mintiendo.

Las mentiras pequeñas son solo el inicio; una vez que mienten y saben que consiguen hacerlo con éxito y que además se los perdones, no habrá marcha atrás. El engaño será eterno.

No desperdicies tu tiempo con alguien que no sabe lo que quiere.

Si esa persona no se siente seguro de tu presencia en su vida, ¿qué caso tiene seguir luchando por alguien que no le importas? Alguien que te ve como una opción y que no puede cerrar su lista de opciones porque le falta mucho por ver en el mundo.

Jamás te quedes con alguien que quiera controlar cómo te vistes o tu estilo.

Si tiene problemas con la forma es que te vistes entonces no te acepta por completo por quién eres y solo quiere cambiarte para que te ajustes a lo que esa persona quiere. Que te indiquen qué vestir es una forma de empezar a quitarte tu libertad. No lo permitas.

No salgas con alguien que no te acepta tal como eres.

No te quedes al lado de alguien que solo quiere cambiarte. Quiere que te vistas diferente, que hables diferente, que cambies tus ideales, que le obedezcas. Tú eres como eres y tienes opiniones fuertes, si no le gusta, mejor que se aleje de ti.

No salgas con quien solo quiere que le persigas.

Tú vales mucho y mereces mucho. En una relación trabajan dos personas, si tú debes hacer todo el esfuerzo para conseguir la atención del otro, entonces esa persona no quiere estar a tu lado. Solo te tiene como una opción. Aléjate.

No te quedes con quien te haga sentir menos digno.

Jamás será una buena relación si tu pareja se cree superior a ti, si te hace sentir menos y te insulte porque no haces el esfuerzo suficiente para igualarle. Cree que es mejor y opta por la manipulación para convencerte de que sí está por encima de ti.

No te quedes con quien no te tiene como su prioridad.

Alguien que solo piensa en sí mismo solo te traerá dolores de cabeza. Nunca tiene tiempo para ti, y en vez de trabajar para fortalecer la relación, la va degradando cada día.

Por favor, aléjate de quien te trate como su propio saco de boxeo.

Alguien que deja salir toda su ira sobre ti no te ama, no le importas en absoluto. Nadie tiene que pagar su mal día contigo, además, las personas así poco les importa cómo te sientas tú, solo cómo se sienten ellos y culpan a todos por sus fracasos.

No te conformes con alguien que ya te engañó una vez.

Estadísticamente, un infiel una vez que sabe cómo hacerlo cuando tenga la oportunidad lo hará de nuevo. Si te engañó, te rompió el corazón en mil pedazos, ¿por qué darle la oportunidad de que vuelva a hacerlo?

No salgas con alguien que no conoces en absoluto.

Alguien tan misterioso, que no desnuda su alma como tú lo haces no es de confianza. O simplemente no quiere involucrarse lo suficiente para que le conozcas y sepas que hay dentro de sí. El misterio al principio atrae pero luego arruina la relación.

No te quedes jamás con alguien incapaz de escucharte.

Si sus problemas son siempre más importantes, entonces ¿cuándo te dará importancia a ti? Alguien incapaz de escuchar lo que tienes que decir, de saber cuál es tu opinión, jamás será una buena relación.

Nunca te quedes con alguien que le avergüence hacer pública su relación.

Alguien que te jura su amor no tiene motivo para negarse a hacer público su amor. No es que deba ir contándolo a todo el mundo pero ser libre de mostrarlo a todos sin vergüenza es parte de una relación. Si no lo hace es porque le invade la cobardía.

Nunca te quedes al lado de alguien que siempre te critica.

Las críticas positivas y constructivas siempre son bienvenidas, pero si tiene una forma hiriente de transmitirla es porque no le importan tus sentimientos. No le preocupa romper tu corazón al decirte cosas dolorosas. Se trata de alguien tan mezquino que siente la necesidad de humillarte para sentirse bien consigo mismo.

¿Tienes algo que agregar a las cosas que hace una relación la peor de todas?