Le hacen ecografía tras 8 años sin poder tener hijos y se queda sin respiración cuando su médico señala la pantalla


El embarazo es un estado de la mujer que no está asegurado para todas. Para algunas su organismo no está bien organizado y podría no concretar la formación de un bebé.

Lamentablemente, son muchas las mujeres que no tienen la tarea fácil de concebir un niño y por ello les toma mucho más tiempo formar una familia. El camino es arduo pero muchas de ellas lo consiguen y este es una de esas historias afortunadas.

Ashley y Tyson Gardner tardaron 8 años en poder cumplir su sueño más grande, hacer crecer la familia. Lo mejor de esta dulce historia es que el momento justo en que ven el resultado de la ecografía quedó inmortalizado en fotografías que se han hecho virales en internet. ¿Quieres saber por qué?

Pues esta pareja estuvo a punto de desistir en la búsqueda de un embarazo. Fueron 8 años largos de intentos fallidos, pensaron que quizá no estaban destinados a ser padres, pero la vida siempre tiene sorpresas esperando a la vuelta de la esquina.

Ellos optaron por hacer un último intento y apostaron todo lo que tenían a la fecundación in vitro, ahorraron lo más que pudieron para recibir el tratamiento en julio del 2014.

Fue un periodo complicado

Luego de iniciar el tratamiento tuvieron que atravesar semanas muy duras con inyecciones, ecografías, visitas médicas, y todo eso junto al miedo de fallar una vez más. Afortunadamente, los médicos consiguieron dos embriones perfectos para ser implantados en el útero de Ashley. Después de eso lo que más deseaban era que alguno de los dos pequeños embriones pudiera sobrevivir y floreciera dentro de ella.

Pasaron 10 días y entonces recibieron la feliz noticia, ¡estaban embarazados!

Asistieron a su primera ecografía para ver al bebé

Era la semana 7 del embarazo e iban felices y nerviosos a hacerse su primera ecografía. Con ella los médicos podrían indicar si el feto estaba saludable y si todo iba con normalidad. Lo que no sabían era que la historia de sorpresa y felicidad continuaba.

Los médicos al observar las pantallas con los resultados de la ecografía les explicaron a los futuros padres que los dos embriones se habían dividido. Por lo tanto Ashley y Tyson no solo esperaban darle pronto la bienvenida a un pequeño bebé, ni tampoco dos, sino cuatro bebés. El embarazo se convirtió en la espera de cuatrillizos. Dos pares de gemelos idénticos.

Esta situación es tan inusual que solo ocurre en 1 entre 70 millones de embarazos.

El impacto en la pareja fue muy grande, una cosa es anhelar tener un bebé, pero ya no sería 1 sino 4. Al sacar las cuentas supieron que muy pronto pasarían de ser solo 2 a convertirse en una familia de 6 miembros.

Tyson se encargó de fotografiar el momento de la noticia y la reacción de ambos para inmortalizar la escena de cuando supieron que serían padres de cuatrillizos. Nada más mira la expresión en el rostro de Ashley al enterarse, más que sorpresa tiene felicidad. Ellos sin duda serían buenos padres.

Luego del suceso se prepararon y decidieron crear una página de Facebook para dar a conocer todos los detalles del nuevo viaje en que acababan de tomar vuelo. El resultado fueron 4 hermosas niñas que hoy ya tienen 3 añitos.

Esta es una historia fantástica. ¿A alguien le gustaría recibir una sorpresa así?

En el siguiente vídeo puedes conocer un poco más sobre la travesía de Ashley y Tyson y sus pequeñas cuatrillizas.