¿Qué tanto daño te hicieron que te era imposible contener el llanto? Quizá aún te duela, quizá aún luchas contra ti misma para dejar de pensarlo, para dejar de sentir dolor y no botar ni una lágrima más por él. Pues esta publicación podría cambiar la forma en que veas una triste ruptura. Puedes pensar en sacarle una gran ventaja y así mismo te ayudas a que el dolor pase más rápido.

El ser humano en promedio llora alrededor de 16 galones y medio de lágrimas a lo largo de su vida. Bueno, eso es un número proporcionado por científicos. Pero en realidad, muchas personas prefieren reprimir el dolor y guardarse las lágrimas. Mantienen sus emociones en el fondo de su interior porque tienen miedo a ser tachadas como débiles.

Son muchas las personas en el mundo que se consideran tímidas para expresar sus sentimientos por temor a lo que los demás tengan que decir sobre eso. Sin embargo, te contamos hoy que muchos estudios aseguran que hay muchos beneficios relacionados con llorar y dejar salir la tristeza a través de las lágrimas.

Uno de esos enormes beneficios es la pérdida de peso. Sí, es una consecuencia que debes saber manejar, pues así como puede dejarte un beneficio, puede ser negativo para tu salud. Si has subido unos cuantos kilos de peso, es más, si esos kilos se los debes a la persona que te rompió el corazón, entonces debes hacerte de ese beneficio. Regocíjate en el hecho de que ese dolor que sientes ahora y desahogarte a través del llanto pronto será positivo para ti. Pierdes peso, expulsas la tristeza y te sientes mejor emocionalmente.

Si quieres reducir un poco tu cintura no tengas miedo a dejar que las lágrimas fluyan cuando sientas la necesidad. Solo déjalas salir.

Aunque no lo creas, llorar te ayuda a estar mejor física y emocionalmente

La vida siempre tendrá momentos duros. Te pondrá en circunstancias que te causan incomodidad y malestar. Y en esos instantes en que sientes que todo lo que sucede es abrumador, llega la tentación de que las lágrimas corran por tus mejillas. Ahora, conoce lo que la ciencia dice sobre eso.

Muchos son escépticos ante la idea de perder peso con llorar. Pero también es cierto que muchas personas luchan cada día por perder peso y quemar grasa. Ambas cosas están relacionadas ya que al estar triste y abrumado por todo lo que pasa en tu vida vas a tu despensa para ver que encuentras de comer, es como un círculo vicioso del que no hay escapatoria. Y si ganas más peso, pierdes confianza y te sientes más triste.

Y la pregunta es, ¿cómo puedes esperar perder peso si no rompes ese ciclo? Existe una hormona del estrés, conocida como cortisol, que está relacionada en esos casos con la obesidad. Generalmente se activa cuando alguien siente estrés o ansiedad. La hormona ayuda a combatir los sentimientos provocados por el estrés pero solo es efectivo si la persona también asume roles que la ayuden contra esa energía negativa. Si no, el cuerpo se sentirá que ha perdido muchas calorías para lidiar con el estrés motivando el deseo de comida para recuperar energía.

Científicos confirman que las lágrimas emocionales liberan ciertas hormonas que aumentan el nivel de cortisol, la prolactina, la adrenocorticotropina y leu-encefalina. Todas se generan al estar sometidos a mucha presión y estrés. Por ello, si eliges reprimir el llanto y te permites liberar la presión a través de las lágrimas, la cantidad de hormonas liberadas disminuye. De esa forma tu cuerpo sentirá que ya no siente grasa por haber enfrentado una situación estresante.

El objetivo es hacer que las hormonas del estrés, así como las sustancias químicas que conllevan al aumento de peso y la retención de grasa estén fuera del cuerpo.

No finjas que lloras, eso no vale

Si crees que por cortar una cebolla y llorar empiezas a perder peso, estás en un enorme error. No se trata solo de las lágrimas, es todo un sistema en el que el organismo entra en marcha después de una situación difícil o dolorosa como una ruptura. Solo las lágrimas inducidas por las emociones reales representan esa ayuda.

¿Qué opinas sobre esto?