Si eres alguien que olvida a cada rato lo que tenía que hacer, lo que debía buscar, las fechas importantes, el cumpleaños de un buen amigo, el nombre de las personas, o si ciertas palabras se te escapan, puede que estés un tanto preocupado. Sin embargo, mejor será que te relajes porque importantes científicos alegan que el olvido es un signo de mayor inteligencia.

Algunas personas destacan por tener un cerebro más eficiente y memorizar fácilmente las cosas y los pequeños detalles. Pero, hay personas que no consiguen recordar esas cosas que aprendieron hace mucho tiempo.

De acuerdo con Paul Frankland y Blake Richards, investigadores de la Universidad de Toronto, esos pequeños errores cerebrales son totalmente normales. Lo que sucede es que los viejos recuerdos son “sobre-escritos” en el cerebro por memorias nuevas. También indican que una persona que tenga muy buena memoria, no necesariamente será más inteligente que alguien con mala memoria; pero lo contrario sí parece ser un hecho.

Los investigadores afirman que es mucho más útil para el cerebro memorizar todo en una escala más grande dejando atrás los pequeños hechos que memorizar todos los detalles.

Según el profesor Richards:

“Es importante que el cerebro olvide los detalles irrelevantes y, en cambio, se centre en las cosas que le ayudarán a tomar decisiones en el mundo real.”

La revista Curious Mind explica:

“Resulta que estos dos procesos interactúan entre sí, lo que permite tomar decisiones inteligentes en entornos dinámicos y ruidosos. El autor del estudio de revisión, el profesor Blake Richards, explica que el verdadero propósito de la memoria es la optimización de la toma de decisiones. El cerebro logra esto al filtrar detalles irrelevantes y aferrarse a cosas que contribuirán a decisiones inteligentes en el mundo real.

La ‘mala memoria’ en este sentido es en realidad un mecanismo en el cerebro que sirve para hacer espacio rápidamente para la información relevante y no permite que el cerebro desperdicie energía y el espacio recordando la información mundana y trivial.

Los ‘hechos’ no son lo que el cerebro percibe como hechos. El cerebro se enfoca en crear una imagen general de los eventos o una versión simplificada de cierta información, que podría servir como un medio para tomar mejores decisiones más adelante.”

Los recuerdos van directo al hipocampo en el cerebro y borra los datos menos relevantes para enfocar lo nuevo que más importa. Así es como las personas toman decisiones más sabias y acertadas.

Si bien todo esto es un hecho, debes tener en cuenta que debes buscar ayuda médica si te das cuenta que olvidas grandes segmentos de información que son esenciales para tu día a día. Si no es el caso, no tienes de qué preocuparte ya que es totalmente normal olvidar los detalles triviales porque así funciona el cerebro de forma correcta.

El profesor Richards también agrega:

“No quieres olvidar todo lo que sabes, claro, pero si estás olvidando mucho más de lo normal, eso podría ser motivo de preocupación. Sin embargo, si eres alguien que se olvida de los detalles ocasionales, probablemente sea una señal de que tu sistema de memoria está perfectamente sano y haciendo exactamente lo que debería estar haciendo”.

¿Se te olvidan muchas cosas innecesarias? Entonces ya puedes alardear de ser una persona muy inteligente. ¿Opinas lo mismo?