¿Qué hace a las personas tan inteligentes? Toda persona podría desarrollar habilidades increíbles en diferentes áreas de estudio, pero lo que apunta a una persona lograr ser inteligente es tener la capacidad de generar información nueva en combinación con lo que se conoce. Es tener la facultad de ingeniar, aprender, entender, razonar, tomar decisiones y crear.

Bueno, algunos no reciben la suficiente estimulación para conseguir ser un personaje increíble de la historia en algún área específica. Pero seguro, todos tenemos esa misma oportunidad. Lo que sucede es que algunas mentes increíbles vienen predispuestas al aprendizaje desde el momento en que llegan al mundo, y por ello existen niños prodigios, súper inteligentes que aceleran su proceso e aprendizaje. Sin embargo, las mentes más famosas de la historia se basaron en sus experiencias, maestros, e influencias importantes para desarrollar lo más posible su potencial.

Podría decirse entonces, que la inteligencia también es cuestión de motivación. Pero en esta oportunidad, te traigo una historia muy emocionante. Tara Sharifi es una joven de apenas 11 años de edad que estudia en la Aylesbury High School, en el Reino Unido, que consiguió superar la prueba MENSA con una puntuación que muchos eruditos y emprendedores desearían obtener.

MENSA es un club internacional que busca reunir a personas con un coeficiente intelectual mayor al 98 por ciento. Existen diferentes pruebas MENSA y con puntos de referencia específicos que determinan las capacidades de una persona. En esta ocasión, la prueba aplicada indica que 140 es un “genio”. Tara tomó la prueba en Oxford y sorprendió a todos los involucrados.

Su puntaje exacto fue de 162, es decir dos puntos por encima que Albert Einstein quien la historia le ha dado el título del padre de la física moderna. Y también dos puntos más que el mundialmente conocido, Stephen Hawking. La noticia fue dada a conocer por IFP News, informaron además que la prueba requería que cada participante respondiera todas las preguntas en un tiempo específico. La prueba estaba enfocada en que los estudiantes comprendieran rápidamente lo que se les ponía.

La joven Sharifi se sorprendió por su propio resultado. Aquella puntuación era la de un genio y aunque eran evidentes sus habilidades e inteligencia, aquel resultado era asombroso. Además, el resultado de su prueba la hace elegible para mudarse a la sociedad MENSA, conocida como High IQ Society, que reúne a todas las personas que superan sus pruebas con tan impresionantes números.

Por supuesto, ella aceptó unirse a la sociedad y contó lo emocionada que estaba junto con sus padres de conocer a personas que también lograron superar esa prueba. Hossein, padre de Tara, compartió también su sorpresa, dijo estar muy orgullo pero en verdad sorprendido de ese logro. No había duda de que su hija era muy especial. Era consciente de su inteligencia pues había participado en programas de televisión en los que respondía problemas matemáticos más rápido que el resto de concursantes.

Tara quiere ahora enfocarse en matemáticas. Es lo que más le encanta y todos esperan tanto como ella misma que se convierta en un nuevo Einstein de nuestra época. La sociedad MENSA siente la responsabilidad de ofrecerle todas las fuentes de conocimiento posibles para motivarla e inspirarla a lograr cada vez más.