Niños valientes luchan contra una serpiente enorme para salvar a su perro


¿Qué tanto amas a tu mascota? ¿Qué tanto temes a las serpientes? Sentimientos encontrados es lo que puede generar esta situación. Pues puedes adorar a tu perrito y querer hacer lo que sea por su bienestar pero si tienes horror a las serpientes, ¿la enfrentas para que no le haga daño?

La serpiente que se observa en las imágenes es una constrictora, caracterizada por estrangular a sus presas hasta la asfixia. Estas toman a los animales y los envuelven con toda su extensión para apretarlos e inmovilizarlos. Son capaces de tragarse a un animal entero porque sus mandíbulas se abren hasta poder cubrir a su presa. Sin duda, las serpientes más aterrorizantes de la naturaleza por su forma.

Pero estos pequeños fueron muy valientes y se enfrentaron a la enorme serpiente que parece ser específicamente una boa constrictor, nativa de América. Esta serpiente busca los hábitats de poca agua como la sabana y el desierto; es un reptil arbóreo que en ocasiones también es terrestre. Puede medir hasta cuatro metros y se oculta entre las ramas de los árboles.

En el vídeo se observa que la serpiente tiene al pobre perro tomado desde la parte inferior del cuerpo y las patas traseras, algo muy doloroso para él pues la serpiente le va apretando más poco a poco. Los tres niños le dan golpes con palos y palmas para ver si lo suelta y se aleja pero no parece querer dejar ir a su presa, así que el mayor de los chicos aprieta la cabeza de la boa con un tubo para inmovilizarla y poder tomarla con su mano.

Al lograr sujetarla los otros niños hacen todo lo posible para quitarla del cuerpo del perro pero la fuerza de ella es tanta que no parece moverse ni un poco. Entonces la van como desenrollando para que el perro se pueda liberar. El llanto del perrito es desgarrador, no es un vídeo tan fácil de ver.

Gracias al cielo, esta linda mascota tiene amigos que lo aman. Dispuestos a pelear con una serpiente tan grande para ayudarle. Giran el cuerpo del perrito hasta que logran zafarla un poco. Al final pueden desprender la última vuelta de la serpiente y el perro algo aturdido al sentirse más ligero y sin la presión que lo envolvía sale huyendo del peligro.

Mira el vídeo, no apto para personas que se impresionan fácilmente. Aunque lo bueno es que todo lo que acontece tiene un buen resultado, el perro se salva y la serpiente tampoco sufre daño. Solo que ahora le toca buscarse otra presa.

Fuente: Tu Sabor